Siguenos En las Redes Sociales [email protected]

En este post del Blog de Mamá vamos a hablar de algo que genera muchas dudas a las familias y es el porque el bebé tiene las manos frías. ¿Hay que preocuparse cuando tienen las extremidades frías? Aquí te lo cuento todo.

En este post del Blog de Mamá vamos a hablar de algo que genera muchas dudas a las familias y es el porque el bebé tiene las manos frías. ¿Hay que preocuparse cuando tienen las extremidades frías? Aquí te lo cuento todo.

Manos y pies fríos en los bebés: ¿a qué se debe?

Las manos y los pies de los bebés recién nacidos suelen estar más fríos en comparación con el resto de su cuerpecito. Esto es algo totalmente normal y no debería de generar alarma o preocupación. Te cuento por qué sucede y qué cosas debes tener en cuenta con ellos.

Causas de las manos y pies fríos en los bebés

En los primeros meses de vida, los bebés siempre tienen manos frescas o incluso frías, es decir, menos calientes que el resto del cuerpo.

No hay que preocuparse si el color del resto del cuerpo es rosado y el niño/a no presenta otros síntomas, como palidez y llanto quejumbroso. Lo  mejor que podemos hacer en una situación así es ponernos en contacto lo antes posible con el doctor de nuestro bebé.

En ausencia de otras señales, el fenómeno de las manos frías no tiene mayor importancia; porque depende de la circulación sanguínea a nivel periférico, que aún no es completamente eficiente.

La situación se resuelve a medida que el bebé crece, en la mayoría de las ocasiones; ya que se trata de algo considerado normal en la vida del bebé.

Más allá de ello, debemos de tener en cuenta que nuestro bebé podría sentir frío; es decir, que no lo hemos cubierto correctamente. En estos casos, debemos de procurar arroparlo un poco más o vestirlo mejor. Recuerda que los bebitos siempre deben llevar una capa mas de ropa que la que llevamos nosotros 🙂

Tu instinto de mamá, en un caso así, puede ser de mucha ayuda; por ejemplo, si hay 12 grados afuera y sólo has vestido a tu bebé con ropa para estar dentro de casa, es posible que no sólo sus manos estén frías, sino su cuerpo en su totalidad.

A pesar de esto, no debemos exagerar, ya que podríamos deshidratarlo o provocar un golpe de calor. Para ajustarse, puede ser útil colocar un dedo debajo del mono para percibir el calor del cuerpo y observar la tez de la cara, que, si todo va bien, debe ser de un ligero tono color rosa.

Causas de las manos y pies fríos en los bebés

Mala regulación de la temperatura corporal

Las manos de los bebés pueden sentirse aún más frías de lo que están, debido al contraste con la temperatura de las manos del adulto.

Por otro lado, si bien el cuerpo de los recién nacidos suele estar más tibio que el de los las personas mayores, no ocurre lo mismo con sus extremidades.

Esto sucede porque todavía no cuentan con un sistema de regulación de temperatura lo suficientemente maduro y se enfrían muy rápido.

Baja actividad metabólica

La vida de los bebés recién nacidos es muy tranquila y su rutina se limita a alimentarse, a digerir y a dormir. En general, su organismo no realiza grandes esfuerzos y no gasta demasiada energía.

Esto, que quede claro es algo totalmente saludable y normal en los bebés, pero si que puede conducirlos a presentar sus manos y pies fríos. Además, al efectuar menor cantidad de movimientos, sus extremidades reciben un menor flujo de sangre que otras zonas del cuerpo.

A medida que nuestro bebé crezca y comience a mover mas sus manitos y pies, estos aumentaran su temperatura.

Inmadurez del sistema circulatorio

Los bebés recién nacidos tienen sistemas de circulación sanguínea inmaduros. Por lo tanto, prioriza la llegada de sangre a las zonas centrales y poco a poco alcanza las zonas más distales del cuerpo (como las manos y los pies).

La mayor parte del flujo sanguíneo se destina para los órganos vitales, como los pulmones, el cerebro o los riñones. Por ende, las extremidades aún no cuentan con un riego de sangre suficiente.

De hecho, las manos y los pies pueden recibir tan poca sangre que es normal observarlos un tanto azulados y a esto se lo conoce como acrocianosis.

Fiebre,¿puede ser la causa de las manos y pies fríos en bebés?

Como hablamos anteriormente en el post de cuando es fiebre en niños cualquier temperatura que esté en 38º se considera fiebre.

A pesar de que el cuerpo esté caliente, las manos y los pies del bebé pueden estar frías y esto es porque el cuerpo prioriza que llegue sangre al corazón para enfrentarse a esta situación adversa.

Es bueno saber que los bebés recien nacidos o los bebés en general pueden poner de manifiesto una infección de diferentes maneras, además del aumento de la temperatura:

  • Color pálido o azulado alrededor de la boca o labios morados.
  • Ojos o piel amarillenta.
  • Falta de ganas hambre, llegando incluso a no comer
  • Extrema irritabilidad o somnolencia excesiva.
  • Diarrea o estreñimiento

Si notas cualquiera de estos síntomas en tu bebé por favor ve por urgencias o pide una cita con tu pediatra.

A tener en cuenta

Si bien es cierto que esto ocurre con mucha frecuencia y no es nada de lo que tengamos que alarmarnos si existen algunas medidas para poner en práctica cuando lo detectes.

Corrobora la temperatura del ambiente

No es cierto que el bienestar del bebé esté garantizado cuando la temperatura de la habitación en la que duerme es de al menos 24 grados.

Este Post También Te Puede Interesar  Como aliviar el reflujo en bebés

La temperatura ideal es de alrededor de 20 grados, sí, pero pueden existir otros problemas o factores que terminen por perjudicar el bienestar de nuestro pequeño.

Usa la ropa adecuada

El bebé tiene un escaso tejido adiposo y esto lo hace perder calor rápidamente. Por eso, si tocas y sientes las manos o los pies fríos, revisar la barriguita y la espalda. Si las zonas centrales están calentitas y el bebé tiene un color rosado, entonces se encuentra bien así.

Por el contrario, si sientes el abdomen, la espalda o el cuello un poco fríos, es posible que el bebé requiera más abrigo. Incluso, puedes agregarle unos guantes, calcetines o una pieza de abrigo para que la cabeza mantenga el calor.

Algunos consejos para elegir la ropa del bebé:

En lugar de una sola prenda que abrigue mucho, será mejor elegir varias prendas de menor grosor, ya que entre ellas se van a formar varias capas aislantes y el bebé se sentirá más arropado.

Cuando hace calor, es preferible vestir al bebé con prendas de algodón que compensan los cambios de temperatura.

Se deben evitar las prendas de lana en contacto directo con la piel, ya que pueden ser irritantes.

A partir de los 3 meses los bebés ya tienen mayor cantidad de grasa corporal y mantienen mejor su temperatura con lo que necesitará la misma cantidad de ropa que nosotros o como mucho un terminó medio entre lo mismo y una capita más como os decía más arriba.

Algunos consejos para elegir la ropa del bebé

Y en el carrito ¿que le pongo?

Tenemos que tener en cuenta que si en el carrito ya va a ir tapado con una mantita o con la funda del carrito, quizá no hace falta que también lleve un abrigo o un buzo de esos inmensos que parece que les vamos a meter en la nieve.

Si nosotros llevamos una camiseta, jersey y un abrigo, pues ellos un body, camiseta, jersey y la mantita con la que le arropes en el cochecito.

Si tú necesitan gorro y bufanda y al bebé le va a dar el frío en la cabeza o la carita pues también ponle gorro y bufanda, yo antes que bufanda recomiendo lo que se conoce como «bragas» son geniales y con Ale me sirvieron de mucho ya que no las pierden y te aseguras que le abriga bien el cuellito.

De todas formas vosotras mejor que nadie sabéis que debe llevar o no vuestro bebé así que como siempre os digo seguid vuestro instinto que ese si que no falla 😉

Síndrome de la muerte súbita del lactante

Este tema se que pone los pelos de punta pero como sabéis me gusta ser clara y creo que es justo deciros e informaros de que tapar demasiado a los bebés y el exceso de temperatura están directamente relacionados con un aumento de riesgo del Síndrome de Muerte Súbita del Lactante.

Esto no quiere decir que tenga que ir prácticamente desnudo… Pienso que si usamos nuestro sentido común vamos a saber según el clima que hace lo que debemos poner al bebé

Siempre recuerda que así como el recién nacido tiene facilidad para enfriarse en ambientes fríos, también tiene mayor facilidad para absorber calor en ambientes cálidos o si le arropamos demasiado.

Usa la ropa adecuada

3 señales de que el bebé siente frío

Para ayudarte lo máximo posible a detectar cuando el bebé tiene frio te dejo 3 señales bastante claras.

1. Tronco frío
Si la panza o el pecho del bebé están fríos debajo de la ropa, realmente tiene frío. La doctora aconseja colocar otra capa de ropa o abrigarlo con una manta para calentarlo.

 
2. Cabeza fría
Lo mismo sucede cuando la cabeza está fría. En estos casos, hay que observar también el comportamiento del pequeño: aparte de la cabeza fría, puede mostrarse agitado sin motivo aparente e incluso estar demasiado quieto.

3. Labios enrojecidos
Los recién nacidos suelen tener una leve cianosis cuando están con frío. Esto significa que la piel y las mucosas (la boca, por ejemplo) tienden a quedar con una coloración azulada o roja.

Saber si tu bebé siente frío o calor puede ser cuestión de práctica, con el tiempo te darás cuenta si necesita más o menos abrigo, y vas a notar las señales más fácilmente.

Conclusión final sobre las manos y pies frías de los bebés

Es algo totalmente normal y habitual que un bebé recién nacido tenga las manos y los pies fríos. Esto se debe a que su cuerpo están aún en desarrollo. En general, los bebés logran nivelar su temperatura cerca de los 3 meses de vida.

Incluso yo en ocasiones noto las manos de Alejandro frías y eso que tiene casi 3 años, por cierto os invito a visitar el post que hicimos sobre la crisis de los 3 años.

Mi consejo es que intentes descartar siempre otras posibles causas y que ante la más mínima duda o sospecha de infección o de enfermedad llames a tu pediatra de confianza para que pueda valorar al bebé. Incluso si te ves muy preocupada acude por urgencias.

Recuerda que la temperatura corporal debe controlarse siempre en el cuello o la nuca y que tener las manitos frías no tiene porque significar que el bebito tenga frío.

Evitar abrigar excesivamente al bebé ya que su capacidad para sudar y perder calor aún no está bien desarrollada.

Mantener una temperatura constante que ronde los 20º-24ºC y un nivel de humedad del 50%, como mínimo. Esto es de gran ayuda para mantener la habitación donde descanse con las condiciones óptimas.

Si tenéis alguna duda podéis comentar abajo e intentaré resolverla. Espero que post os sirva de ayuda a la hora de saber mas cositas sobre las manos y pies frías de los bebés

Como siempre gracias por dedicar un ratito de vuestro tiempo a leerme

Si no lo haces aun te invito a acompañarme por redes donde puedes encontrarme como: mamaflorblog allí comparto nuestro día a día diferentes recomendaciones y me encantaría veros por allí también.

De esa forma apoyáis mi trabajo y me ayudáis a seguir creando más contenido.

¡Gracias mil!

mamaflorblog
mamaflorblog

Hola a [email protected] Soy Florencia Olmos Verger
Mamá de familia numerosa, Redactora y Social Media Manager
En este pequeño espacio comparto información para familias sin olvidarnos de nosotras las grandes olvidadas. Como experta en cosmética te daré diferentes tips y te hablaré de las últimas tendencias.
Si lo que buscas es una persona cercana que te cuente las cosas de forma real estas en el lugar perfecto. Quédate y acompáñame en esta aventura.

blog de maternidad y familia

SUSCRÍBETE AL BLOG

Solo es un Click y

Nos ayudaría a seguir publicando más contenidos interesantes y de mayor calidad

Muchas gracias por subscribirte :)