Mi hija tiene Dislexia

Os quiero hablar de cómo diagnosticaron a mi hija Dislexia y déficit de atención.

Este post es muy personal, así que os pido disculpas de antemano por si no es políticamente correcto.

Este post lo he realizado en el correr de varios meses, pues llevamos desde el verano del 2019 tratando a nuestra hija Dulce.

Me gustaría empezar hablándoos de mi sentimiento como madre al ver que desde bien pequeñita mi hija no iba al mismo ritmo que sus compañeros. Dulce siempre mostró dificultades a la hora de hablar, pero al ser un bebé de 2 años su pediatra no le dio importancia.

Siempre me recalcaba que no le hiciese caso cuando hablara de forma incorrecta. Que dejara que lo dijese bien y luego le diese lo que me estuviese pidiendo.

Pase muy mal y cuando digo mal es muy mal…

Pues yo siempre supe que algo no iba bien y que las recomendaciones de esa pediatra no eran acertadas.

Dulce se esmeraba muchísimo por decir “agua” “jugar” “quiero” pero por mucho que lo intentase no le salía.

Fue muy duro sentir que me tachaban de madre “loca” por solicitar que la valorasen, pues iban pasando los años y la niña seguía sin hablar de forma correcta.

En el vocabulario de Dulce las letras “ r” “s” y “z” directamente no existían.

A medida que pasaban los meses y los años las dificultades académicas aumentaban y aunque ella a su modo fue superando cada etapa el bache se hacía cada vez más evidente.

Con la excusa de que aun iba en infantil la pediatra seguía sin darme al menos un pase para que la viese  un logopeda. Siempre me pareció que pensaba poco más que la niña lo hacía “a posta”.

Llego un nuevo curso de Infantil

Por suerte en el segundo año de infantil y con 4 años su profesora Mery, gran maestra y grandísima persona entendió mis preocupaciones y detecto que al menos tenía una dificultad.

Nos ayudo muchísimo, pues gracias a ella, en el cole le dieron apoyo de logopedia. La ayudaron a que esas letras que no existían las incorporase en su lenguaje.

Al comentarlo con la pediatra, finalmente está se digno a mandarla a una valoración, que no sirvió para nada, pues la diagnostico de “ Retraso madurativo” cosa que al parecer se iría resolviendo a medida que fuese creciendo.

Y nos confiamos, que equivocados estábamos

Durante un tiempo pensamos que sería eso, al tener un diagnostico pudimos respirar un poquito y pensamos que se resolvería con tiempo y paciencia.

Que equivocados estábamos… Al llegar al último curso de infantil notamos que Dulce no arrancaba a leer, pero nuevamente pensamos lo típico, cada niño va a su ritmo, ella tiene retraso madurativo, ya leera…

Pero a medida que va pasando el tiempo y los cursos escolares van pasando la brecha se va notando cada vez más, y piensas, todos lo hacen y mi hija no… ¿Qué está pasando? ¿Lo estoy haciendo mal?

Fuimos observando la actitud de la niña, fue en segundo año de primaria con 7 años cuando nos dimos cuenta que el problema era mayor. No era solo un simple retraso madurativo y que si no hacíamos algo el problema no se solucionaría.

Llegamos a tal punto de desesperación que cada vez que había que hacer deberes Dulce lloraba, no comprendía la explicación que yo, su madre le daba y tampoco lo que la profesora le decía

Fue durísimo verla llorar y saber que algo sucedía, llegamos al punto de hacerle los deberes, se que está mal, lo sé pero verla llorar con esa pena y saber que estaría castigada si no los hacía para mí era terrible.

Dulce no sabia distinguir el numero posterior y anterior, cosas que tenía que saber no las comprendía. En ese momento no nos imaginamos que tenia dislexia.

Baja autoestima

dislexia niña escolar

Fue ahí donde su autoestima fue bajando, Dulce mi niña que iba al cole alegre ya no quería ir, estaba angustiada, como padres decidimos esperar a final de curso y llevarla a un centro privado para hablar con una experta en psicología clínica.

Centro Privado para tener informe y diagnostico

 Después de hablar con Blanca de clínica Valdivia quedamos tranquilos y sabiendo que sabríamos a ciencia cierta que le pasaba a nuestra hija.

Nos indicaron que era recomendable realizar un estudio psicológico para detectar exactamente qué era lo que le pasaba. La llevamos a la clínica durante varios días para realizar los diferentes test que la especialista considero oportunos. Recuerdo aquellos días de espera a conocer los resultados, literalmente me trepaba por las paredes.

Pensaba que igual yo no lo había hecho bien o no había gestionado de forma correcta la situación.

Pensar que en unos pocos días saldríamos de dudas me hizo penar que igual deberíamos haber actuado antes.

Llego el día del diagnostico

Papá y yo fuimos nerviosos, pero tranquilos sabiendo que cuando nos dieran el diagnostico podríamos solucionar el problema y ayudar a nuestra pequeña a resolver las dificultades.

Cuando Blanca nos explico todo lo que salió en los test yo debo de haber quedado pálida, pues efectivamente estaba por debajo de los niños de su edad y curso escolar.

El 8 de octubre del 2019 fue cuando escuchamos por primera vez hablar de Dislexia. Blanca muy amablemente nos explico que Dulce la padecía y que además investigando mucho descubrió que también tiene déficit de atención.

Este término sí que nos fue más familiar, pues papá sufrió siempre de déficit de atención con hiperactividad solo que a él se lo diagnosticaron ya de mayor sin poder ayudare a resolverlo.

Por culpa de no diagnosticar la dislexia a tiempo Dulce estaba sufriendo ansiedad, cuando escuche que muchos de sus comportamientos eran por este motivo no lo podía creer, como no me di cuenta… Hasta el día de hoy pienso que debería de haberme impuesto más y no dejarla llegar a este punto…

A partir de entonces Dulce empezó terapia 2 veces por semana, nos recomendaron hablar en el colegio, pues hay ciertas pautas que ellos también deberían seguir para que la niña no empeore.

Hablar con el centro Educativo

Tarde más de 1 mes en lograr que la orientadora del centro me diese una cita.

Simplemente comentarle lo que le sucede a Dulce y llevarle los informes del diagnostico de la dislexia. Otra vez gracias a Mery (su profe de infantil) conseguí una cita y exponer lo que estaba ocurriendo a nuestra hija.

El problema es que el centro al ser público no acepa los informes privados, así nos encontramos actualmente, ya terminando el segundo trimestre de 3 de primaria y aun sin tener el diagnostico de seguridad social.

Desde el colegio nos explican que los test son similares, solo que lo que en 1 semana hizo por privado en lo publicó tarda meses…Así seguimos de momento…

Tercer Trimestre, Los problemas aumentan

Actualmente nos encontramos en estado de alarma por covi-19, pero mi hija necesita su diagnostico del colegio para poder avanzar y no quedarse estancada.

Es bastante decepcionante ver cómo hemos llegado al tercer trimestre sin poder ver el informe del colegio, me comentan desde el departamento de orientación que estos documentos “sensibles” no se pueden mandar por mail ni correo certificado.

Esto puedo entenderlo pero decirme en un mail que mi hija NO tendrá adaptación curricular ni apoyo de logopeda. En el colegio me da a entender que no harán absolutamente nada por ayudarla.

dulce Dislexia en niños
dulce con su hermano ale

Saber de entrada que no recibirá apoyo, solo el del centro privado fue durísimo, ver como Dulce intenta hacer su tarea todos los días desde casa y  ver que no consigue comprender los ejercicios.

Ver como intenta aprender el inglés, el esfuerzo que pone y la decepción que siente al ver que no logra comprenderlo. Saber que no recibirá ninguna ayuda ni adaptación, me parece increíble y terriblemente decepcionante.

Sin adaptación curricular ni apoyo

Los niños con esta dificultad necesitan hacer exámenes adaptados, no es que pida un trato especial, solo pido que se aplique lo que en el centro privado me comentaron que deberían hacer.

Esto es un tema que no dejare así, estoy segura de que si fuese a un colegio concertado o privado esto no pasaría. Con esto no quiero decir que toda la educación pública sea mala solo expongo mi caso y como nos estamos sintiendo ahora mismo.

Para tener el informe me comentan que debo firmar un papel conforme copio literal:

“Para pedir la copia es necesario realizar una solicitud por escrito en el registro del centro. Posteriormente, se entrega la copia (preferentemente en mano a las familias).

Momento en que se cubre un documento de recibo, en el que la familia se compromete a que dicho informe sólo se puede usar en los entornos educativo y médico.”

Este punto lo consultare con un abogado puesto que es el informe de mi pequeña y tengo derecho. En el caso de tener que poner las reclamaciones oportunas enseñarlo a las autoridades pertinentes es un derecho.

Dicho esto decir que en el centro privado nunca me impusieron una norma así.

Después de toda la chapa que os he dado me preguntaréis

 ¿Qué es la Dislexia?

La dislexia es un trastorno del aprendizaje de la lectoescritura, de carácter persistente y específico. Se da en niños que no presentan ningún hándicap físico, psíquico ni sociocultural y cuyo origen parece derivar de una alteración del neuro-desarrollo.

Informe psicopedagógico del Centro Educativo

Después de mucha espera por fin pudimos ver el informe realizado por la orientadora de nuestro centro educativo.

Ya teníamos una leve idea de que no tenía nada que ver con el que realizamos por privado. Según la ordientadora de nuestro centro educativo Dulce no tiene dislexia ni deficit de atención. Vamos segun ella no hay motivo para que acuda a un logopeda.

Después de escribir varios mails solicitando el informe para poder trabajar en casa con la niña por fin hoy en fase 2 nos dieron una cita para contarnos lo que ya suponíamos…

No necesita ayuda

Esto fue lo que más nos llamo la atención, al escuchar lo que la orientadora nos contaba a mi me daba la sensación de que estaban hablando de otra niña no de mi Dulce.

Según ella la niña no tiene ningún inconveniente, es en muchos puntos superior a la media y no tiene dislexia, solo lateralidad cruzada y por este motivo no merece ningún apoyo fuera del aula.

Os podéis imaginar mi decepción e impotencia.

Hacernos sentir como que poco mas somos unos exagerados, como que estamos gastando dinero en una terapia poco mas porque queremos pero que no es necesario y un largo etc.

No quiero entrar en polémicas pues ahora empieza una etapa diferente, una etapa en la que reclamaremos pues aunque parezca increible ella SI tiene dislexia y SI necesita ayuda de un logopeda.

Moveremos cielo y tierra para que de una vez el colegio asuma que lo que Dulce tiene es una realidad.

Ojala no fuese así ojala fuese esa niña que nos describieron, pero no, ella necesita de su logopeda y de apoyo escolar para no tener más falta de autoestima e ir progresando como sus compañeros.

A día de hoy 02/06/2020 estamos en proceso de la reclamación en inspección de Educación, cita con la Educadora social. Persona entrañable que nos ha tratado muy bien durante todo este proceso, persona que se ha puesto en nuestra piel e ha intentado ayudar en todo lo que en su mano estaba.

Inspeccion de Educacion, decepcionante

Después de solicitar por activa y pasiva un cita con Inspección de Educación , por fin se han digando a contestar, y que contestación.

Según la señora inspectora ella no puede hacer nada para que a Dulce le den el apoyo que merece , según ella es el colegio el que debe decidir si sí tiene ayuda o no. Sinceramente estoy no solo enojada si no también decepcionada.

Para que le pagamos el sueldo a esta mujer si no hace su trabajo? Es una pregunta que me hago todos los días desde que me contesto, para que esta ella, para que nos sirve una inspección de Educación que no mira por los alumnos que necesitan ayuda.

Esta señora me ha indicado que si mi hija tiene dislexia y estoy desconforme hable con la directora ,¿En serio? Hablar con un colegio que ya de entrada le ha realizado unas pruebas que nada tienen que ver con las otras del centro privado, que han dicho que no tiene nada… Hablar con ellos en nuestro caso no sirve para nada.

Que pensamos hacer

A día de hoy nos planteamos cambiarla de colegio para el próximo curso e iniciar todas las reclamaciones pertinentes.

En cuanto a centros educativos nos planteamos un centro concertado, hemos tenido conocidos que tiene niños con dificultades y en estos centros les prestan la ayuda y atención que necesitan.

Cita con el pediatra

Después de la desagradable reunión con la orientadora de nuestro centro escolar y después de ver que para el colegio solo vale un informe de la seguridad social, hemos procedido a pedir cita con la pediatra de Dulce.

Hemos llevado todos los informes para que ella los valore y la derive a él foniatra que es quien diagnostica estos casos.

Y aquí empieza el show

Que verdad mas grande esa de «nos estamos cargando la sanidad publica» , la pediatra nos ha indicado que en Seguridad Social ya no cuentan con Logopedas ni foniatra que la deriva a el neurologo.

El neurologo no atiene este tipo de dificultades como es la dislexia, con lo cual otra perdida de tiempo para que nos diga que no tiene ningún retraso ni tara,palabras textuales de la neuróloga que atendió a Dulce en la Seguridad Social, obviamente no estamos de acuerdo con estas palabras, lo que ella tiene es deficit de atención y diselexia cosa que según ellos se debe hablar con el centro educativo . Seguiremos en la lucha

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)