Semana 34 de embarazo, ¿Tamaño y desarrollo del bebé?

Al llegar a la semana 34 de embarazo, la madre y el bebé se preparan para el nacimiento. Las actividades se están volviendo cada vez más complicadas de realizar. Subir escaleras o subir al coche puede ser más difícil debido al tamaño de tu vientre.

Por esta razón, en las últimas semanas, la mujer embarazada debe evitar hacer un esfuerzo excesivo al reducir la velocidad para que se sienta cómoda.  En el tramo final, la mujer embarazada tiende a cansarse más fácilmente. Por lo tanto, se recomienda descansar durante todo el día (al menos unos minutos).

Estas rupturas pueden ser una oportunidad para fortalecer los lazos maternales. La madre puede cantar, leer historias y acariciar su vientre mientras el bebé comienza a reconocer todos estos estímulos.

Además, el ejercicio de sus hobbies y el cuidado de sí mismo es esencial. Leer, hablar con los amigos, pintar, hacer actividades físicas ligeras, caminar y ver películas son actividades que pueden ayudar a la mujer embarazada a distraerse y aliviar su ansiedad.      

Pero mantener el cuidado y la atención al embarazo es importante. Realizar exámenes prenatales y seguir el consejo médico disminuye las posibilidades de complicaciones durante el parto.

Por lo tanto, todo el período de embarazo debe estar acompañado por un obstetra y todas las dudas deben ser aclaradas con el profesional.

Semana 34 de embarazo: ¿qué tamaño tiene el bebé?

A las 34 semanas, su bebé estará casi a la mitad del octavo mes, con un promedio de 4 a 6 semanas para terminar. En esta etapa, su bebé está casi completamente desarrollado y tiene el tamaño de una gran planta de repollo.

semana 34 de embarazo

El desarrollo del bebé

A las 34 semanas de embarazo, algunos de los órganos del bebé (como el pulmón) están madurando y sólo funcionarán después del parto.

El color de los ojos aún no está definido. El iris estará completamente pigmentado unas semanas después del nacimiento. Por lo tanto, es común que el color de los ojos del bebé varíe durante los primeros meses de vida.

En esta etapa, el bebé ya puede tener uñas y pelo, que tienden a crecer más y más. A algunos bebés hay que cortarles las uñas poco después del nacimiento para evitar que se lastimen.

Los huesos ya están formados y son fuertes, pero el cráneo aún no está completamente formado y hay una razón. Tener la cabeza más blanda ayudará al bebé a salir por el canal vaginal durante el parto normal. Los sistemas nervioso, circulatorio e inmunológico están completamente desarrollados. Si el bebé nace prematuramente a las 34 semanas, tiene buenas posibilidades de sobrevivir, aunque necesite aparatos en las primeras semanas.

Como faltan unas semanas para el parto, la mujer debe estar atenta a los síntomas del mismo, que son: dilatación del canal vaginal, contracciones menores de 10 minutos y ruptura del saco de agua.  

Estos signos son buenos indicadores de si el trabajo de parto ha comenzado. Si hay un dolor intenso acompañado de fiebre y hemorragia vaginal, se debe buscar urgentemente un servicio médico. 

¿Cuál es el peso ideal para un bebé de 34 semanas?

A las 34 semanas de gestación, el bebé debería pesar entre 2kG y 2,5kG de media. En esta etapa debería medir 44cm en promedio y casi todos los órganos y sistemas están formados. El bebé y la madre se están preparando para el parto.

Ahora el bebé es grande y no tiene mucho espacio para moverse dentro del vientre. Aún así, la madre debe sentir algún movimiento a intervalos máximos de 12 horas.

¿Cuáles son los síntomas del embarazo en la semana 34?

Cada etapa del embarazo tiene síntomas específicos. Revise las manifestaciones más comunes durante la 34ª semana:

·        Hinchazón

En esta etapa final, muchas mujeres pueden hincharse ya que el cuerpo tiende a retener más líquido durante el embarazo.

Otra causa de la hinchazón es el crecimiento del útero que impide que la sangre circule correctamente en los miembros inferiores. Por lo tanto, los pies y las piernas pueden ser los más afectados por la hinchazón gestacional.

Levantar las piernas a la altura de la rodilla para ayudar a la circulación sanguínea y evitar los alimentos ricos en sodio son consejos para aliviar la hinchazón.

·        Dolor de espalda

El dolor de espalda es uno de los síntomas más comunes durante el embarazo. Estas molestias son causadas por un aumento en el vientre que cambia el eje del equilibrio corporal.

Además, las hormonas producidas y liberadas durante esta fase contribuyen al dolor de espalda.

La mujer embarazada también puede tener dificultades para encontrar una posición cómoda para dormir por la noche.

Para aliviar estas molestias, es aconsejable evitar el peso y cuidar siempre la postura al sentarse o acostarse. Hacer compresas ligeras y masajes en lugares dolorosos también puede mejorar las molestias.

·        Cólico

A las 34 semanas, es normal que una mujer sienta cólicos, especialmente después de caminar. Eso es porque el bebé ya está en condiciones de nacer.

En otras palabras, con la cabeza mirando hacia el canal vaginal, el bebé termina presionando esta zona, lo que causa dolor y molestias. 

Algunos dolores en el útero también pueden ser causados por las contracciones de entrenamiento, que tienen como objetivo preparar a la mujer embarazada para el momento del parto.

Estas contracciones son rápidas (menos de 1 minuto) y pueden venir con la sensación de «vientre duro».  Sin embargo, si el cólico es muy intenso y está acompañado de hemorragia o fiebre, la mujer embarazada debe ser llevada urgentemente a un hospital.

·        Pechos doloridos

El cuerpo de la mujer no sólo se prepara para el parto, sino para mantener al bebé vivo después del nacimiento, es decir, la producción de leche materna ya ha comenzado.

Por lo tanto, es normal notar un pequeño aumento en los senos, que también pueden llegar a doler y causar molestias a la madre.

A las 34 semanas de embarazo, es normal que el nerviosismo y la ansiedad estén presentes. La mamá debe tratar de relajarse y distraerse para contener la expectativa de esperar al bebé.

Una dieta rica en frutas, verduras, descanso y 2L de agua al día son recomendaciones para una mayor salud durante el embarazo.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)