En este post del Blog de Mamá vamos a hablar sobre la temperatura basal y como tomarla para conocer nuestro periodo fértil.

Si estás intentando concebir o simplemente buscas un método natural de planificación familiar, observar tus signos de fertilidad puede ser increíblemente útil.

Un método para observar la fertilidad es medir la temperatura corporal basal. Esta técnica sencilla y no invasiva puede ayudarte a determinar cuándo estás ovulando y aumentar tus posibilidades de quedarte embarazada.

En este artículo, exploráremos todo lo que necesitas saber sobre la medición de la temperatura corporal basal durante la ovulación, incluyendo qué es, cómo medirla y su eficacia. Así que, ¡manos a la obra!

Temperatura basal ovulacion

El método para tomar la temperatura basal te ayuda a predecir cuándo vas a ovular mediante el seguimiento de los cambios en tu temperatura corporal durante el ciclo menstrual.

Este es un método muy eficaz para todas aquellas parejas que desean conocer su ventana fértil para concebir.

También es un método excelente cuando queremos conocer nuestro cuerpo para evitar el embarazo.

Como tomar la temperatura basal

La temperatura basal es la temperatura más baja de nuestro cuerpo durante el reposo. Se utiliza comúnmente para evaluar la salud reproductiva de una mujer y para identificar si está ovulando. La correcta medición de la temperatura basal puede ser de gran ayuda para las mujeres que están intentando concebir. A continuación, te presentamos una guía detallada sobre cómo tomar la temperatura basal.

  • Adquiere un termómetro basal: Los termómetros basales son más sensibles que los termómetros regulares y pueden medir la temperatura en fracciones de grados.
  • Elige la hora adecuada: La temperatura basal debe medirse justo después de despertar, antes de realizar cualquier actividad física.
  • Consistencia en la medición: Es importante medir la temperatura siempre a la misma hora cada día para obtener lecturas precisas.
  • Registra la temperatura: Anota la temperatura todos los días en un gráfico para observar patrones y cambios. Hay aplicaciones móviles y cuadernos de seguimiento disponibles para facilitar este proceso.
  • Interpreta los resultados: Un aumento en la temperatura basal puede indicar que la ovulación ha ocurrido. Sin embargo, los patrones pueden variar de una mujer a otra, por lo que es importante seguir registrando y observando los cambios en la temperatura a lo largo del tiempo.

Como se toma la temperatura basal

La temperatura basal es la temperatura de nuestro cuerpo en reposo, es decir, al despertar tras un sueño prolongado. Para tomarla, se requiere de un termómetro basal, el cual es más sensible que los termómetros normales y puede medir pequeñas variaciones de temperatura. Se debe medir la temperatura basal antes de levantarse de la cama o hacer cualquier actividad física, ya que cualquier movimiento puede alterar los resultados.

Para tomar la temperatura basal, debes colocar el termómetro en tu boca, bajo la lengua. Mantén la boca cerrada y espera unos minutos hasta que el termómetro emita una señal. Es importante que tomes la temperatura basal siempre a la misma hora cada día, para obtener resultados más precisos. Si puedes, trata de tomarla siempre después de al menos tres horas de sueño ininterrumpido.

Una vez obtenida la temperatura, debes registrarla. Puedes hacerlo en un cuaderno o en una app especializada. El registro diario de la temperatura basal puede ayudarte a conocer tu ciclo menstrual y a detectar cambios en tu salud reproductiva. Es una herramienta útil, por ejemplo, para las mujeres que están intentando concebir o para aquellas que quieren evitar un embarazo.

La interpretación de la temperatura basal requiere de paciencia y constancia. Normalmente, la temperatura basal de una mujer aumenta ligeramente después de la ovulación. Si se mantiene elevada por más de 18 días, puede ser un indicativo de embarazo. Sin embargo, cada cuerpo es diferente y puede haber variaciones. Por eso, es recomendable que consultes con un especialista para interpretar correctamente los datos.

En conclusión, la medición de la temperatura basal es una práctica sencilla y útil para conocer tu cuerpo y tu ciclo menstrual. Recuerda que para obtener resultados precisos, debes medirla siempre a la misma hora y en condiciones similares, y registrar cada medición. Con paciencia y constancia, podrás interpretar las variaciones de tu temperatura y entender mejor tu salud reproductiva.

Eficacia de la medición de la temperatura basal

Evaluar la eficacia del seguimiento de la ovulación mediante lecturas de la temperatura basal es parte integrante de la planificación familiar natural.

Tomar lecturas diarias antes de levantarse de la cama puede ayudar a precisar la ventana ovulatoria, aunque cabe señalar que este método puede no ser eficaz para todas las mujeres, como las que tienen ciclos irregulares o desequilibrios hormonales. Para maximizar la precisión, se sugiere combinar las lecturas de la temperatura basal con otras técnicas de seguimiento de la ovulación.

La técnica de medición también afecta al éxito del seguimiento de la temperatura basal. Aunque las lecturas orales son las más habituales, también se pueden tomar lecturas de la vagina o el recto para una mayor precisión.

Para garantizar la precisión, deben utilizarse termómetros orales digitales o termómetros diseñados específicamente para la temperatura basal. Siguiendo estas pautas, las mujeres fértiles pueden aumentar la eficacia de la medición de la temperatura basal y alcanzar sus objetivos de planificación familiar.

En conclusión, la eficacia de la medición de la temperatura basal para el seguimiento de la ovulación depende de varios factores, como el ciclo individual y el equilibrio hormonal, así como del método y la precisión de la medición.

Sin embargo, cuando se utiliza en combinación con otros métodos de seguimiento de la ovulación, como la observación del moco cervical y los kits de predicción de la ovulación, esta estrategia puede ser una poderosa herramienta para las familias que desean planificar sus embarazos. Al conocer la eficacia de la medición de la temperatura basal, las mujeres fértiles pueden planificar con más confianza y perseguir sus objetivos de planificación familiar.

Factores que influyen en la temperatura basal

Hay varios aspectos que pueden influir en la temperatura basal. Uno importante es el ciclo menstrual, en el que se produce un descenso de la temperatura basal durante la primera parte, debido al aumento de los niveles de estrógeno. Tras la ovulación, los niveles de progesterona elevan la temperatura. El estrés también puede ser un factor, ya que puede hacer que el cuerpo produzca cortisol, aumentando así la temperatura corporal.

Dormir lo suficiente es esencial para obtener lecturas correctas. Se sugiere realizar la lectura a la misma hora cada día, e idealmente después de al menos tres horas de sueño ininterrumpido. Por lo general, dormir más aumenta la temperatura basal, por lo que seguir un horario regular de sueño es clave para controlar la temperatura basal en la planificación familiar natural.

El ejercicio y el consumo de alcohol también pueden afectar a la temperatura basal. La actividad física vigorosa puede elevar temporalmente la temperatura, por lo que se aconseja evitarla al menos media hora antes de la lectura. Del mismo modo, el consumo de alcohol puede provocar un breve descenso de la temperatura corporal, por lo que es prudente abstenerse de él durante cuatro horas antes de la lectura.

También es importante ser consciente de las variaciones individuales y los cambios de rutina, como enfermedades o viajes, que pueden afectar a las lecturas basales de la temperatura. Por tanto, es importante controlar la temperatura basal de forma constante y ser consciente de cualquier elemento que pueda alterar las lecturas.

¿Cómo se usa el método de la temperatura basal?

Nuestra temperatura corporal cambia ligeramente durante el ciclo menstrual, es más baja en la primera parte del ciclo, y luego aumenta cuando se va a ovular.

La progesterona es la responsable de que la temperatura corporal se eleve uno o dos días después de la ovulación. Cuando el aumento térmico (de unos 0,2 a 0,5 grados centígrados) se registra tres días seguidos, se considera que ha finalizado la fase fértil de la mujer en ese ciclo.

Para la mayoría de las mujeres, la temperatura típica antes de la ovulación es 35.5 a 36.6 °C. Después de ovular, sube a entre 36.1 °C y 37.2 °C.

Usando el método de la temperatura, debes tomarte la temperatura de la misma manera todos los días, y registrarla en una tabla.

También es importante que la tomes ni bien te despiertas sin hacer movimientos antes de hablar, comer, beber, mirar el teléfono: tómate la temperatura antes de hacer NADA.

Intenta siempre dormir un mínimo de 8 horas y mantén el termómetro en su lugar durante unos cinco minutos, lo ideal es tomar la temperatura basal por vía vaginal.

A medida que hagas un seguimiento de tu temperatura, comenzarás a ver un patrón, los cambios en la temperatura pueden suceder rápida o lentamente, y el patrón puede variar de un ciclo a otro.

Debes espera hasta haber registrado, por lo menos, 3 meses antes de basarte en el método de la temperatura como anticonceptivo o para buscar embarazo.

Algo a destacar es  que este método es más eficaz si lo acompañamos de otros métodos, ya sean test de ovulacion o método del moco cervical (Billings)

Dicho esto veamos ahora las pautas a seguir, a continuación veréis que en si es un proceso sencillo pero para que funcione requiere de constancia.

como medir la temperatura basal termómetro en cama.
Como tomar la temperatura basal 14

Cómo medir la temperatura basal

Monitorear tu temperatura basal puede ser una herramienta útil para seguir la ovulación. Tomarte la temperatura cada mañana antes de levantarte de la cama puede ayudarte a detectar el ligero aumento que se produce tras la ovulación. Para medir tu temperatura basal, puedes utilizar un termómetro digital oral o uno diseñado específicamente para este fin.

Tomar la temperatura es sencillo: coloca el termómetro bajo la lengua y espera a que emita un pitido antes de registrar los resultados. Para obtener lecturas más precisas, intenta ser constante y tomarte la temperatura a la misma hora cada día.

Sin embargo, hay algunos factores que pueden afectar a tus lecturas. El sueño, la enfermedad, el estrés y el consumo de alcohol pueden influir en tu temperatura. Para garantizar lecturas precisas, mantén una rutina constante e intenta evitar cualquier factor que pueda interferir.

Además, ten en cuenta que puedes medirte la temperatura en la boca, la vagina o el recto; elijas el método que elijas, cíñete a él.

Una vez que tengas lecturas de varios días, puedes empezar a identificar patrones y calcular cuándo es probable que se produzca la ovulación. Para ello, calcula la media de tus temperaturas diarias y busca un ligero aumento cerca del momento de la ovulación.

Aunque el seguimiento de la temperatura basal requiere dedicación y paciencia, puede ser un método útil para la planificación familiar natural o para quienes intentan concebir. Sé constante y paciente, y consulta siempre con tu médico si tienes alguna duda.

Cuando debo tomar la temperatura basal
Como tomar la temperatura basal 15

¿Qué termómetro es mejor?

El termómetro tradicional de mercurio es muy preciso, y era el mejor para este método pero se ha retirado del mercado debido a la toxicidad de este metal. De todas formas, si tienes uno en casa, puedes utilizarlo siempre con mucho cuidado.

Los digitales son más prácticos porque no hay que agitarlos y no se rompen si se caen al suelo. Hay que asegurarse de que registren la temperatura con dos dígitos.

En este enlace os dejo algunos que os pueden servir:

[wpas_products ASIN=B07FPYRFZ2,B0764LHSNM,B076YY5LYC,B07JDJSMYY,B07VF464QD]

Un consejo: tómate el tiempo que necesites para aprender a utilizar este método y apunta todo lo que vallas sintiendo, así como cambios en tu estado de salud (resfriado, fiebre, enfermedad…)

Temperatura basal implantación

Si has logrado quedarte embarazada es muy probable que tu temperatura basal baje durante unos 5-10 días. No tienes porque preocuparte ya que es algo normal durante la implantación del ovulo.

Tu temperatura basal volverá a subir y se mantendrá estable durante todo el embarazo. Así que sí muchas veces podemos predecir el embarazo tomando nuestra temperatura basal.

Pero ojo, no te amargues de mas por favor, son momentos que pueden resultar muy angustiosos cuando se lleva mucho tiempo buscando bebé. Así que simplemente usa este método como una herramienta más para conocer tu ciclo y aumentar tus posibilidades de embarazo.

Intenta no obsesionarte y disfruta del proceso de conocerte mejor a ti misma.

Este método es una buena opción para conocer tu ciclo menstrual, lo que te ayudará a identificar tus días fértiles. Después de aproximadamente tres ciclos, sabrás bastante bien cómo funciona tu cuerpo.

Para ayudaros si no queréis hacer una tabla de la temperatura basal  a mano os dejo una tabla que hemos hecho y que podéis descargar para registrar de forma fácil y sencilla vuestras temperaturas

La medición de la temperatura corporal basal es una forma sencilla y eficaz de realizar el seguimiento de la ovulación para quienes practican la planificación familiar natural.

Utilizando un termómetro digital oral o uno diseñado específicamente para la temperatura basal y tomándote la temperatura cada mañana antes de levantarte de la cama, puedes estimar cuándo se produce la ovulación durante tu ciclo menstrual.

Factores como el sueño adicional pueden influir en la temperatura basal, pero con una medición y un cálculo constantes, este método puede ser una herramienta valiosa para quienes desean hacer un seguimiento de su ciclo y planificar en consecuencia.

En general, medir la temperatura basal es una forma natural y no invasiva de conocer tu cuerpo y optimizar tu ciclo menstrual.

Como siempre, gracias por dedicar unos instantes de tu valioso tiempo a leerme😊 Si aún no lo has hecho, ¡te invito a unirte a mí en las redes sociales! Me puedes encontrar en mamaflorblog, donde comparto regularmente valiosos puntos de vista, consejos y recomendaciones relacionados con nuestro día a día.

Te agradecería mucho que me dieras tu apoyo uniéndote a mí allí. Al hacerlo, me das poder y me permites seguir creando más contenido para ti. ¡Mil gracias por tu consideración!

mamaflorblog
mamaflorblog

Hola a tod@s Soy Florencia Olmos Verger
Mamá de familia numerosa, Redactora y Social Media Manager
En este pequeño espacio comparto información para familias sin olvidarnos de nosotras las grandes olvidadas. Como experta en cosmética te daré diferentes tips y te hablaré de las últimas tendencias.
Si lo que buscas es una persona cercana que te cuente las cosas de forma real estas en el lugar perfecto. Quédate y acompáñame en esta aventura.

blog de maternidad y familia

SUSCRÍBETE AL BLOG

Solo es un Click y

Nos ayudaría a seguir publicando más contenidos interesantes y de mayor calidad

Muchas gracias por subscribirte :)