En este artículo del Blog de Mamá vamos a hablar sobre la conocida maniobra de Hamilton, os contaré mi experiencia personal y destaparemos algunas dudas frecuentes que suelen tener las embarazadas sobre este procedimiento.

¿Qué es la maniobra de Hamilton?

La maniobra de Hamilton es básicamente separar la membranas amnióticas de la pared del útero.

¿Para qué se utiliza?

Esta maniobra se utiliza para acelerar el parto, es una forma de inducción que muchos profesionales ofrecen a la futura mamá antes de pasar directamente a inducciones más invasivas.

¿Qué porcentaje de éxito tiene?

Son muchas las futuras mamás que antes de someterse a esta pequeña inducción se preguntan qué porcentaje de éxito tiene la maniobra de Hamilton y la realidad es desconoce su tasa de éxito.

Pero bajo mi punto de vista es bastante exitosa, hablando con muchas mujeres que pasaron por este procedimiento pude comprobar por ellas mismas que en la mayoría de los casos había resultado una maniobra exitosa.

Dependerá de a quién le preguntes, lo que sí está claro es que de funcionar el parto se desencadena en 24/48 horas máximo.  

¿Duele la maniobra de Hamilton?

Esta es otra de las preguntas más frecuentes yo misma me la hacía antes de pasar por ella. Nuevamente variará mucho en la tolerancia al dolor que tenga cada mujer pero por lo general os puedo decir con certeza que es muy desagradable pudiéndose soportar perfectamente.

embarazada de parto maniobra hamilton

¿Un tacto puede desencadenar el parto?

Y si me preguntáis si un tacto puede desencadenar el parto os diré que no, este es un procedimiento diferente donde el ginecólogo introducirá un dedo por el cuello de nuestro útero para con un movimiento circular separará la bolsa donde se encuentra nuestro bebé de nuestro útero.

Con lo cual queda claro que no es un simple tacto para ver como esta nuestro cuello del útero, si este algo borrado si esta algo dilatado, la maniobra de hamilton es para intentar acelerar el parto.

Consentimiento

Al ser una maniobra para inducir el parto en España tienes que dar tu consentimiento firmado o de palabra, pero nunca pueden realizarte esta maniobra sin que antes hayas dado tu consentimiento. Deben explicarte todo con claridad y tú ser la que tenga la última palabra.

Siempre puedes revocar este consentimiento antes de que te realicen la maniobra de Hamilton. Mi recomendación es que preguntes todo para así tener claro lo que te dice el obstetra y estar totalmente convencida de la decisión que tomes que en definitiva es solo tuya.

Tiene riesgos

Los riesgos más frecuentes pueden ser que manches un poco de flujo rosado o hasta un poquito de sangre, a mí me pasó ni bien me hicieron esta maniobra. Esto es totalmente normal ya que están manipulando una zona muy vascularizada.

Mientras no sea un sangrado abundante puedes estar tranquila. Otro riesgo muy poco frecuente es que se rompa la bolsa tras realizar la maniobra. Si te ocurre esto y el parto no se desencadena por sí solo tendrás que acudir al hospital para empezar inducción con fármacos.

Cuando se desaconseja

Por supuesto esta maniobra se desaconseja totalmente en embarazadas con:

  • Placenta previa
  • Sangrado vaginal activo
  • Cuello del útero poco favorable

Consulta siempre con tu matrona o gine de confianza todas las dudas que puedas tener acerca de esta maniobra, se que muchas sois reacias a este tipo de procedimientos pero en ocasiones hay que valorar si es una buena opción antes de pasar directamente a oxitócica u otros fármacos.

Como acelerar el borrado del cuello del útero

Si queréis usar esta maniobra para esto os diré que este no es su fin pero al desencadenar el parto una cosa llevará a la otra.

Algo que si funciona bien para este fin es caminar a paso ligero todos los días, subir y bajar escaleras. Si sumamos estas cosas a la maniobra seguro conseguiremos buenos resultados.

Mi experiencia

En mi último embarazo y en vistas de que llegaba ya a la semana 40 de embarazo me plantearon realizar este procedimiento, yo estaba agotada mental y físicamente así que acepte luego de escuchar todo lo que me explicó la ginecóloga que me atendió.

En mi caso os diré que la maniobra en sí no duró ni un minuto, fue un momento muy pero que muy desagradable pero soportable. Nunca había pasado por la maniobra de Hamilton así que no sabía qué esperar de ella. Lo que si sabia es a lo que me enfrentaba por eso acudi tranquila y con la certeza que querer probar con este método de inducción antes de pasar a otros más invasivos.

En mi caso sangre un poquito allí mismo, algo que remito al poquito rato. Si la vais a realizar os recomiendo ir acompañadas para luego no tener que conducir ya que la sensación que tienes es bastante rara y molesta.

En mi caso la maniobra surgió efecto para acelerar el parto de forma natural pero no en 24 horas, a mí se me desencadenó a las 48 horas de realizarla.

Lo cierto es que hasta ese momento no tuve más que molestias puntuales, por eso me había desilusionado un poco, pero finalmente surgió efecto. Mi recomendación como siempre es que si os recomiendan este método de inducción al parto escuchéis al profesional antes de tomar una decisión.

Y que siempre lo valoréis en base a los pros y contras que tiene. Al margen que sepáis que os darán una fecha de ingreso por si acaso no surgiera efecto.

Si decides hacerla en el procedimiento intenta relajar la zona y respirar profundo, la molestia pasara en menos de lo que te imaginas.

Gracias como siempre por leerme os invito si no lo hacéis ya a seguirme por RRSS donde estamos un poquito más cerca de todas vosotras compartiendo nuestro día a día. Compartiendo nuestra realidad siendo una familia sin filtros. 

blog de maternidad y familia

SUSCRÍBETE AL BLOG

 

Llevate GRATIS

 

Nuestra Guía

 

"Cuidados Del Bebé"

 

Política de privacidad

Muchas gracias por subscribirte :)