En este post del Blog de Mamá vamos a hablar de Yoga durante el embarazo. Si quieres tener toda la información quedate conmigo hasta el final de este post.

Yoga para embarazadas: ¿qué beneficios aporta a las futuras mamás?

Aprender a respirar bien, tener tiempo para uno mismo, encontrar serenidad y paz, mantener el cuerpo suelto y tonificado: estos son algunos de los beneficios de quienes practican yoga durante el embarazo. Ya que las técnicas respiratorias ayudan a estabilizar el estado de ánimo y ayudan a lidiar mejor con el parto.

Si practicas yoga habitualmente, podrás seguir haciéndolo durante el embarazo, pero rebajando la intensidad de los ejercicios, así como la duración de los mismos. Además, debes seguir siempre los consejos que te facilite tu ginecólogo o matrona para que ni tú ni el bebé sufráis ningún riesgo practicando este deporte.

¿Qué hay de los riesgos?

Siguiendo las precauciones de su médico especialista y las indicaciones de un maestro experto, solo hay beneficios. Con la previsión, sin embargo, que el yoga en el embarazo siempre debe tener un enfoque dulce y atento.

El consejo es comenzar siguiendo un curso especializado y no improvisar. Con las herramientas adquiridas, puede implementar la práctica en tu rutina, por la mañana solo levantándose o incluso por la noche, para aflojar las articulaciones y aligerar la espalda.

No hay mejor momento para comenzar a practicar yoga en el embarazo.

Yoga durante el embarazo

Practicar deporte es sin duda muy beneficioso en cualquier epoca de nuestra vida. Pero cuando hablamos del embarazo debemos saber que practicar yoga además, también ayuda a reducir los síntomas depresivos que pueden padecer algunas mujeres embarazadas debido al descontrol hormonal que ocasiona el embarazo en el organismo de la mujer. Algunas de las razones para practicar yoga en el embarazo son las siguientes:

  1. Mejora el estado de ánimo de las mamás y ayuda a controlar la ansiedad, ayudando a mantener un estado mental tranquilo y equilibrado.
  2. Mejora la respiración y refuerza el tono muscular, por lo que llegarás al momento del parto mejor preparada, obtendrás una mayor agilidad, aumentarás las probabilidades de lograr un parto natural y podrás recuperarte mucho antes tras el mismo.
  3. Relaja y ayuda a que vivas con un mayor bienestar el periodo de gestación.
  4. Reduce los dolores de espalda o lumbares, refuerza la postura y contribuye a solucionar los problemas circulación o hinchazón de tobillos y piernas.
  5. Ayuda a conciliar mejor el sueño.
  6. Mejora la digestión después de las comidas, ya que como bien sabes, durante el embarazo las mismas se hacen más lentas y pesadas.
Respirar en yoga

Respirar en yoga

Es una verdadera ayuda para lidiar con el parto, y es útil para aliviar el dolor. La concentración en la respiración reduce las contracciones y los calambres.

Este Post También Te Puede Interesar
Preparándonos para la lactancia

No tiene efectos secundarios y gracias a la respiración profunda y la relajación, el bebé recibe abundante oxígeno. Sin embargo, antes de comenzar a practicar yoga, pregúntale a tu ginecólogo.

Yoga en el embarazo, las posiciones en el primer trimestre

Durante los primeros tres meses de gestación, las asanas se recomiendan especialmente para ponerse de pie para fortalecer las piernas y mejorar la circulación sanguínea.

El gato, la montaña, el guerrero, estos son algunos de los ejercicios de yoga más adecuados para las mujeres en los primeros tres meses de embarazo.

Yoga durante el embarazo, posiciones en el segundo trimestre

Todas las secuencias indicadas para el primer trimestre del embarazo también se pueden repetir en este momento y después. El consejo es disminuir la práctica de asanas para evitar la fatiga excesiva; mejor enfocarse en técnicas de respiración y concentración

Algunas posturas de yoga deben quedar descartadas durante el embarazo. Es el caso, por ejemplo, de las posturas que te obligan a tumbarte boca arriba, especialmente durante el tercer trimestre de embarazo.

Yoga durante el embarazo, posiciones en el segundo trimestre

Yoga en el embarazo, posiciones en el tercer trimestre

Al llegar al final del embarazo, puede ser muy útil practicar yoga para resolver algunos problemas, como el dolor debido a la retención de líquidos y los cambios de humor. En esta fase, siempre es mejor consentir su cuerpo, sin exagerar. La mariposa, el árbol y la posición sentada en ángulo: estos son algunos de los ejercicios de yoga más adecuados para el final del embarazo.

Practicar yoga para embarazadas te ayudará a llevar de una mejor forma el periodo de gestación, a reforzar el tono muscular y a llegar al parto en un mejor estado. 

Como son las posturas del Yoga

Si tienes dudas de cómo son las posturas correctas para realizar Yoga en el embarazo te dejo aquí las más usuales y recomendadas para el periodo de la gestación.

  • Posición de loto: es la postura de preparación para iniciar la práctica de este deporte. Con ella ayudarás a relajar y descansar la parte lumbar de la espalda. Para realizar esta asana, debes sentarte en el suelo sobre una alfombra o manta, con las piernas cruzadas y las manos sobre las rodillas, juntando los dedos pulgares e índices.
  •  Posición del águila: esta posición de yoga para embarazadas ayudará a mejorar la concentración y el equilibrio de la futura mamá. Además, te ayudará a reducir el dolor de espalda. Para practicar esta posición debes sentarte sobre tus rodillas y, a continuación, cruzar los brazos en vertical, quedando las palmas de las manos juntas. Para realizar este ejercicio deberás levantar los codos y estirar las manos hacia el techo. Repite esta acción repetidamente, dejando un par de segundos entre las repeticiones.
  • Posición gesto invertido: esta posición te ayudará a mantener una buena circulación sanguínea. Para realizarla, debes tumbarte boca arriba y subir las piernas hacia arriba, apoyándolas sobre la pared. Debes intentar mantener la cadera lo más pegada a la pared.
  • Posición del bebé: esta posición te ayudará a relajarte. Para practicar esta posición debes tumbarte boca abajo sobre tus rodillas y, apoyada sobre los antebrazos, debes ir flexionando las piernas alternando los movimientos. A su vez, deberás acompañar este movimiento con el de los brazos, extendiéndolos y contrayéndolos aleatoriamente.
  • Posición del gato: Esta posición es perfecta para liberar la presión que sufre la espalda, para realizarla deberás ponerte a cuatro patas imitando la posición del gato. Una vez estés en posición deberás arquear la espalda hacia arriba mientras inspiras, y viceversa mientras levantas la cabeza, arquearás la espalda hacia la parte inferior y sueltas el aire lentamente.
Como son las posturas del Yoga

Yoga durante el parto

Llega el momento del parto momento de plena felicidad pero tambien de mucha incertidumbre por como se ira desarrollando todo, en este caso las respiraciones que aprendiste en yoga te serán de mucha utilidad.

Este Post También Te Puede Interesar
Relaciones sexuales durante el embarazo

En la primera fase del parto, que va desde que el cuello uterino comienza a dilatarse con contracciones hasta que esté lista para empujar y el cuello uterino mide unos 10 cm, la respiración es muy importante para mantener la calma.

Si te apetece cotillear como fue mi experiencia con mi tercer parto te invito a visitarlo es un post muy personal 😉

Si tenéis alguna duda podéis comentar abajo e intentaré resolverla. Espero que esta post sobre Yoga durante el embarazo os sea de utilidad.

Como siempre gracias por dedicar un ratito de vuestro tiempo a leerme

Si no lo haces aun te invito a acompañarme por redes donde puedes encontrarme como: mamaflorblog allí comparto nuestro día a día diferentes recomendaciones y me encantaría veros por allí también.

De esa forma apoyáis mi trabajo y me ayudáis a seguir creando más contenido.

¡Gracias mil!

blog de maternidad y familia

SUSCRÍBETE AL BLOG

LlevateGRATIS

Nuestra Guía

"Cuidados Del Bebé"

Muchas gracias por subscribirte :)