En este artículo te hablaré sobre si se pueden comer langostinos durante el embarazo. Las mujeres embarazadas deben tener cuidado con los alimentos que comen, puesto que pueden afectar negativamente al futuro bebé. Sin embargo, se pueden comer langostinos durante el embarazo, siempre y cuando estos no formen parte de la alimentación diaria.

Los langostinos pueden aportar una gran cantidad de beneficios a nivel de nutrientes para el bebé. A continuación haré referencia a toda una serie de recomendaciones para que la mujer embarazada pueda comer langostinos y, en general, otro tipo de mariscos durante el embarazo en condiciones de seguridad. Presta atención a las sucesivas líneas porque hallarás respuestas acerca de si se pueden comer langostinos durante el embarazo, con una serie de precauciones.

¿Se pueden comer langostinos durante el embarazo en condiciones seguras?

Considero fundamental que tengas en cuenta que los langostinos son seguros durante el embarazo siempre y cuando estén debidamente cocidos y no los comas crudos. Dicho de otra manera, se pueden comer langostinos durante el embarazo, siempre y cuando sigas las recomendaciones que te detallo a lo largo de este artículo.

Puedes dirigirte al supermercado más cercano a tu domicilio para comprar langostinos envasados. Por otro lado, si estás embarazada deberías verificar que los langostinos presenten un buen aspecto y sean transparentes. Además de esto, presta atención al olor que desprenden y comprueba que el olor sea mínimo. Este es uno de los indicadores a tener en cuenta del buen estado del langostino.

Recomendaciones para comer langostinos durante el embarazo

Si estás embarazada y quieres comer langostinos durante el embarazo, puedes hacerlo porque no se trata de uno de los alimentos prohibidos durante esta etapa. Aunque es cierto que hay toda una diferentes tipos de mariscos a evitar durante el embarazo, no es el caso de los langostinos.

Los mariscos proporcionan distintos tipos de nutrientes a las mujeres embarazadas y lactantes, que facilitan el crecimiento y buen desarrollo de los bebés. No obstante, considero fundamental conocer cuáles son los pescados y mariscos seguros y cuáles de estos deberías evitar si estás embarazada.

Este Post También Te Puede Interesar
Baja por maternidad 2020

En general, se pueden comer langostinos durante el embarazo, pero deberías intentar evitar consumir todos aquellos tipos de mariscos que sean ricos en mercurio. Hay que tener en cuenta el mercurio, puede tener un impacto negativo en el sistema nervioso del bebé y afectar al crecimiento de éste. Seguidamente te voy a nombrar algunos de los mariscos que tienen una mayores cantidades de mercurio para que los conozcas:

  • El pez espada.
  • El atún fresco.

Aunque se pueden comer langostinos durante el embarazo, existen otros tipos de mariscos cuyas cantidades de mercurio son muy pequeñas. Respondiendo a la pregunta de si se pueden comer langostinos durante el embarazo, estos últimos serían algunos de los completamente seguros para incorporar a tu alimentación durante el embarazo. No solamente puedes incorporar a tu alimentación los langostinos, existen otros pescados que también puedes consumir, como estos:

  • El abadejo.
  • El salmón.
  • La trucha.
  • El atún en lata.
  • El bacalao.

Es importante tener en cuenta que las cantidades de mercurio, de estos pescados anteriores, son menores. Lo más recomendable es que las mujeres embarazadas no consuman más de 35 mg, de los mariscos y pescados mencionados anteriormente, a la semana. El objetivo de esto, es disminuir al mínimo imprescindible la ingesta de mercurio durante el embarazo.

¿Cuáles son los beneficios de comer langostinos durante el embarazo?

Antes de nada, considero fundamental destacar que se pueden comer langostinos durante el embarazo, siempre y cuando no te excedas con las cantidades semanales y estén bien cocinados. Dicho esto, la alimentación saludable durante el embarazo es fundamental si quieres favorecer el óptimo crecimiento de tu bebé.

La ingesta de langostinos y otro tipo de mariscos y pescados, repercuten favorablemente en la salud de tu bebé. Esto se debe a que incorporan un conjunto de nutrientes y de vitaminas, que el bebé necesita, durante su proceso de desarrollo. Así por ejemplo, los mariscos son una extraordinaria fuente de ácidos grasos omega 3, entre otras posibles nutrientes.

Este conjunto de ácidos grasos omega 3, tienen un importante beneficio para el bebé, ya que disminuyen el posible riesgo de sufrir un embarazo prematuro. Además de esto, si la mujer embarazada consume habitualmente omega 3, disminuye la posibilidad de dar a luz a un bebé con el peso bajo.

Existen otros enormes beneficios del consumo de langostinos si estás embarazada, por ejemplo, mejora el desarrollo cerebral del feto.

Este Post También Te Puede Interesar
¿Se puede comer sobrasada durante el embarazo?

Incorporar mariscos si estás embarazada repercute también en el cuerpo del bebé a través de vitamina B2, vitamina D y otra serie de proteínas. Además de estas importantes ventajas, el marisco como es el caso de los langostinos es nuestra ordinaria fuente de potasio, magnesio y de hierro. Incorporar alimentos ricos en cierra cuando estás embarazada, mejora significativamente la producción de sangre tanto para la gestante como el bebé.

En último lugar, este conjunto de alimentos como es el caso de los langostinos, previene la aparición de anemia como consecuencia de una deficiencia del hierro y también, proporciona una mayor energía durante las distintas etapas del embarazo.

¿Qué precauciones deberías tener en cuenta a la hora de comer langostinos durante el embarazo?

Dado que se pueden comer langostinos durante el embarazo, existen una serie de precauciones a tener en cuenta. Seguidamente voy a compartir contigo algunas de las más habituales por si quieres aplicarlas a tu embarazo:

Evitar el consumo de marisco crudo

Cuando estás embarazada, una de las primeras recomendaciones que me gustaría hacerte, es que intentes evitar lo máximo posible consumir mariscos crudos. No obstante, se pueden comer langostinos durante el embarazo, evitando otro tipo de mariscos y pescados crudos, como los que mencionaré un poco más abajo.

El embarazo puede ocasionar alteraciones en el sistema inmunológico, y puedes contraer enfermedades a través de los alimentos si están crudos. Estas enfermedades pueden ser realmente peligrosas para el bebé, por lo que deberías evitar consumir mariscos que no estén debidamente cocinados. Mi consejo es que evites algunas comidas como las siguientes:

  • El sushi crudo.
  • Las ostras.
  • El ceviche.
  • El sashimi.
  • Otros tipos de pescados que estén crudos.

Verificar que mariscos y pescados estén cocidos

Si acudes a un restaurante de marisco, tienes que asegurarte que esté completamente cocido. En el caso que lo prepares en casa, mi recomendación es que estén bien cocidos y con temperaturas cercanas a los 62 grados. Si tienes dudas sobre la temperatura de cocción puedes utilizar un termómetro para alimentos, ya que bastante es práctico cuando estás embarazada.

En este artículo sobre si se pueden comer langostinos durante el embarazo, he compartido contigo toda una serie de consejos prácticos que puedes aplicar si estás embarazada y quieres consumir langostinos.

blog de maternidad y familia

SUSCRÍBETE AL BLOG

LlevateGRATIS

Nuestra Guía

"Cuidados Del Bebé"

Muchas gracias por subscribirte :)