El tiempo cuando tienes tres hijos

Siempre había oído decir eso de “el tiempo es oro” pero ahora con tres hijos entiendo a la perfección esa afirmación, hoy os quiero contar la importancia que tiene para mí esa frase. Y el valor que le doy al tiempo.

Es cuando tienes hijos cuando te das cuenta de lo rápido que pasa el tiempo. Porque aunque suene a tópico el paso del tiempo en los niños se ve de una forma abrumadora, estoy segura que los que tenéis hijos entendéis perfectamente a lo que me refiero.  En ellos es donde ves que la vida hay que disfrutarla porque si no se nos escapa y además muy deprisa.

El tiempo en la Infancia

La etapa de la infancia es en mi opinión la más bonita, donde estamos ajenos a los problemas del diario vivir o al menos debería ser así.

Por eso siempre supe que en él momento que tuviera hijos iba a intentar con todas mis ganas que su infancia fuese feliz y que cuando la recuerden de mayores sientan esa felicidad  y esas ganas de volver el tiempo hacia atrás.

Pero no os creáis que es una tarea fácil, para no perderme nada en la infancia de mis hijos y estar con ellos siempre he tenido que poner en la balanza aquello que quiero hacer y aquello que estoy dispuesta a sacrificar para estar con ellos. Porque sí, la maternidad/paternidad es hermosa pero también dura, muy dura y requiere de “sacrificios”.

Guardería, no gracias

En nuestra familia optamos por no enviar a ninguno de nuestros hijos a la guardería, entiendo que hay familias que lo hacen pero en nuestro caso sacrificamos tener más ingresos para que uno de nosotros estuviese con ellos.

De esta forma hemos podido prescindir de la guardería y disfrutar de los primeros años de vida de todos nuestros hijos, aun a día de hoy, lo seguimos haciendo y eso que nuestro mayor ya tiene 11 años.

Al tener tres hijos te das cuenta que el tiempo corre a una velocidad increíble y que en la infancia cada logro, cada etapa es realmente única y no se repite, nosotros no queríamos que una tercera persona viviese antes que nosotros de ver sus primeras veces e influyera directamente sobre su primera crianza.

Sabemos, obviamente que habrá personas que influirán, pero no en esa primera etapa donde enseñamos los valores que queremos que nuestros pequeños adquieran. Todas las decisiones son respetables y esta fue la nuestra.

Por eso decidimos en base a nuestros trabajos que uno de los dos se quedase al cuidado de los niños. En nuestro caso soy yo quien esta 24/7 con ellos y aunque es agotados debo reconocer que no hay nada que me haga más feliz. Ellos han creado un vínculo muy fuerte y confían en nosotros totalmente.

Algo que me encanta y me tranquiliza pues siempre acuden a nosotros ante cualquier duda (esto en los mayores 9 y 11 años el pequeño aun no tiene dudas jeje)

Haber sido participe de cada etapa, cada logro y estar 100% para ellos es sin duda mi mayor logro en esta vida. Pero no os creáis que es una tarea fácil, es agotadora y muchas veces tengo que oír eso de “tu no trabajas” o el “has arruinado tu futuro profesional”…y un largo etc…Pero…

¿No trabajo? En serio, cuido de mis hijos, los educo y les prestó toda la atención que necesitan, además de hacer todo en mi casa (tareas que por suerte comparto con Yago).

Dedicar tiempo de calidad

Al estar en casa con ellos todo el día (a excepción de las horas de cole o actividades) puedo centrarme en ellos, no tengo la presión y el estrés por tener que trabajar fuera llegar agotado y tener mil cosas para hacer.

Esas familias que compaginan todo son la bomba! Pero siendo honesta creo que es muy difícil llegar con una sonrisa de oreja a oreja después de trabajar todo el día fuera y lo digo con todo el respeto.

Pues lo hemos vivido tanto mi marido como yo y los dos coincidimos en que aunque nuestra niñez fue buena nuestros padres ( en mi caso madre porque fue la que siempre se encargo de nosotros haciendo de padre y madre).

Muchas veces no tenían la paciencia que se requiere para no decir ciertas cosas o estar muy susceptible , agotados y no tener simplemente  ganas de leer un cuento o escuchar todo lo que teníamos para contar .

Yo personalmente pienso que estresados no podemos ofrecer a nuestros hijos la atención que se merecen. El estrés por el trabajo y las mil cosas del día a día hacen que los padres se vean saturados y que cuando llegan a casa solo quieran descansar, algo totalmente normal.

A día de hoy la conciliación sigue siendo nula. Por eso en nuestra familia nosotros decidimos que esto no sería así y que conste que hubo épocas en las que estuvimos terriblemente ajustados (económicamente). Esta fue nuestra decisión quiero que quede clarísimo que no pretendo que nadie se ofenda, simplemente os cuento como decidimos las cosas nosotros.

Como aprovechar el tiempo

Esto parece fácil pero es algo muy complicado, cuando los peques están en el cole yo soy de las que piensa que hay que dejarlo todo listo, pues es el único rato donde podremos hacer las labores del hogar sin interferencias jejej, aunque ahora con un bebé de 18 meses es difícil , pero no imposible.

El tiempo también dependerá del número de hijos que tengamos  pues obviamente no es lo mismo 1 que 3 o 5, cada hijo merece de nosotros eso que es tan valioso y que no se puede comprar, el tiempo.

Si algo voy aprendiendo de mis hijos es que ellos marcan el ritmo y sus necesidades, Nicolás por ejemplo está en una etapa de pre-adolescencia en la que somos nosotros los que le “obligamos” a estar con nosotros pues el ahora mismo solo quiere jugar en el ordenador con sus amigos.

Algo que es normal pero que en nuestra familia balanceamos para que tanto él como nosotros estemos contentos, felices y en armonía. Intentamos que tenga su tiempo de libre y su tiempo en familia.

El tiempo cuando tienes tres hijos

En nuestra familia el ordenador solo se utiliza de lunes a jueves para trabajar (ellos tiene permiso para úsalo estos días si tiene que hacer algún trabajo para el cole) El viernes después de los deberes pueden jugar y el fin de semana también, ir contra la tecnología hoy en día es ridículo, pero nosotros pretendemos que tengan unos horarios.

Dulce por el contrario ahora requiere más atención no igual que Ale pero casi. En ella es fundamental afianzar la confianza y trasmitirle constantemente lo bien que va avanzando, ya sabéis los que me seguís por redes y por el blog que ella tiene dislexia y que después de los problemas de autoestima que ha tenido estamos en un tratamiento largo pero que va dando sus frutos.

Si hablamos de Ale al ser un bebé de 18 meses os podéis imaginar el tiempo que requiere, mucho, muchísimo, de día de noche…`Pero al estar en casa (volvemos al punto anterior) estoy de humor y con energía para todos y cada uno de mis peques.

Reflexión

Es ahora que soy madre cuando me doy cuenta de la verdadera importancia que tiene el tiempo, es algo que no se puede comprar y el tiempo de calidad es lo que nos da ¡vida! Nunca había entendido esa frase de “el tiempo es oro” pero como os digo ahora que ya llevo 11 años siendo mamá me doy cuenta del verdadero significado de esa frase.

Me doy cuenta de lo rápido que crecen nuestros hijos y de lo valioso que es pasar tiempo con ellos. Tiempo de calidad, tiempo en familia para que un día cuando sean grandes (aclaro, para mí siempre serán unos bebés jeje) recuerden que sus papás le prestaron siempre toda la atención que necesitaron y que utilizaron su tiempo en lo que más les importaba, ellos.

Porque amigxs desde que soy madre se con total certeza que los niños no recuerdan cuantos juguetes les compraron o lo cara que era la ropa, si era o no de marca.

Los niños recuerdan lo bien que lo pasamos juntos, recuerdan lo importante que son para nosotros y los mimos, abrazos, juegos y todo esto se consigue solamente teniendo tiempo con ellos, pero tiempo de calidad, donde las familias no estamos estresadas y donde ese tiempo es feliz.

Gracias una vez más como siempre por estar ahí y dedicar un ratito a leerme, nos vemos a diario por las redes 😉

blog de maternidad y familia

SUSCRÍBETE AL BLOG

 

Llevate GRATIS

 

Nuestra Guía

 

"Cuidados Del Bebé"

 

Política de privacidad

Muchas gracias por subscribirte :)