En el post de hoy de el blog de mamá quiero contaros mi experiencia sobre el embarazo anembrionario o huevo huero.

Después de reflexionar sobre este tema ha llegado el momento de contaros cómo lo viví, pero empecemos por el principio.

¿Qué es un embarazo anembrionario?

Un huevo huero o embarazo anembrionario es cuando por desgracia el saco gestacional queda vacío, no crece embrión dentro de él o si llegó a desarrollarse es reabsorbido (ocurre siempre en las primeras semanas de embarazo).

¿Por qué ocurre?

La verdad casi nunca se sabe, cómo todas las mujeres que hemos sufrido abortos lo que más deseamos es que nos den un diagnostico de por qué ha sucedido y así poder remediarlo o al menos “consolarnos” de que sucedió por un motivo u otro.

Pero la realidad es que en estos casos nunca se llega a saber el por qué, en su día a mí el ginecólogo me comentó que la causa más común es alteraciones cromosómicas del óvulo.  

También puede ocurrir por la baja calidad del espermatozoide que  impiden el desarrollo correcto del embrión una vez fertilizado el óvulo. Y por desgracia ocurre tanto en embarazos naturales como en embarazos que se logran por técnicas de reproducción asistida.

¿Tienes síntomas de embarazo?

Por supuesto, al tratarse de algo que ocurre en las primeras semanas es totalmente normal que tengas todos los síntomas de embarazo, dolor en los pechos, cansancio, náuseas, estos síntomas irán desapareciendo a medida que el pequeño blastocisto deje de crecer y los niveles hormonales vayan bajando.

Este es el principal factor que puede hacerte sospechar que algo no va del todo bien, aunque ojo, no quiero alarmaros, hay embarazadas que no tienen síntomas y sus embarazos son perfectamente normales y sanos.

Pero sí que es verdad que un descenso de los síntomas puede hacernos sospechar, sobre todo cuando ya hemos pasado por abortos.

Esto me pasó a mí, pero lejos de pensar que algo iba mal me alegré pensando que ya no tenía nauseas.

¿Se puede prevenir el embarazo anembrionario?

No, pero si sucede varias veces lo conveniente es hacer una analítica. Hay estudios que dan a entender que la deficiencia en ácido fólico, vitamina B y K podrían ser factores claves para que nos ocurra esta desagradable situación.

Aunque en mi caso no fue así se han dado casos que sí por eso quiero dejarlo reflejado aquí para que como siempre tengáis la máxima información posible.

Por este motivo siempre me gusta recalcar la importancia de tomar ácido fólico cuando se planea un embarazo. Vuestro especialista os dará las pautas necesarias y los procedimientos a seguir dependiendo de vuestro caso particular.

Primera ecográfica, saco vacío

Nunca olvidaré aquella mañana que acudí en la semana 7 de embarazo a realizar la primera ecografía, después de haber sufrido un aborto pensaba que aquello no volvería a pasar, que equivocada estaba…

ecografía temprana para el diagnostico para el resultado del embarazo anembrionario

Creo que no hay nada más triste que llegar a una ecografía y ver, notar que algo no está bien. Escuchar bueno “Florencia lamento decirte que nuevamente el embarazo no sigue adelante” fue desgarrador, pero al mirar el monitor yo veía que las cosas no pintaban bien.

Ver el saco bien formado y vacío me volvió a romper el corazón, pensar porque, que ocurre y querer respuestas para de algún modo “aliviar” mi sentimiento de vacío.

Pero tal y como os comentaba no hay motivo, no podréis saber el porqué aunque os pase más de una vez.. Y esto creo yo es lo peor de todo.

Protocolo después de la primera ecografía

embarazo anembrionario

El protocolo aquí en Galicia para estos casos es el siguiente, se realiza la primera ecografía donde se comprueba que no hay embrión y se cita a la embarazada una semana después, el porqué, sencillo, si has realizado una ecografía transvaginal en las primeras semanas (5/6/7) puede ser que tu fecha de regla no esté bien calculada y que en verdad  no estés del tiempo que crees, por eso dan este plazo, en una semana ya debería haber algún cambio si es un embarazo de menos semanas.

Así que si es un embarazo anembrionario te darán la confirmación al 100% en la siguiente ecografía.

Aborto espontáneo

Muchas veces antes de esta primera ecografía se produce el aborto espontáneo, pero otras, como en mi caso no, el cuerpo se resiste y debes usar fármacos o bien legrado para dejar el cuerpo limpio.

Debemos saber que el embarazo anembrionario no llega a más de 12 semanas. Siempre tienes la posibilidad de esperar a que tú cuerpo lo expulse por sí solo, aunque no más del tiempo establecido que te indique tu ginecólogo.

En mi caso opte por cytotec que fue lo que me recomendó mi ginecólogo para mi caso particular. Pero vosotras debéis seguir vuestro instinto, como siempre os digo y las indicaciones de vuestro ginecólogo/a.

¿Puede volver a ocurrir?

Me encantaría deciros que no, pero la verdad, no os voy a mentir es que sí puede volver a ocurríos. Da igual que tengáis hijos y la edad, esto puede ocurrir tanto si es vuestro primer embarazo como si es el quinto. De hecho a mi me ocurrió como  os comente al buscar a mi tercer bebé.

Pero aunque pueda volver a pasar siempre hay que mantener la ilusión y el quedar nuevamente embarazada no pensar en que esto pueda pasaros, la mayoría de los embarazos después de un huevo huero son exitosos.

Pero si que os recomiendo estar muy pendientes sobre todo si os pasa como a mí y tenéis abortos de repetición. Ya que cuando ocurren muchos abortos sí que debemos buscar la causa.

Es habitual el embarazo anembrionario?

Después de que me ocurriera a mi me di cuenta que era algo más habitual de lo que yo creía.  Como todo hasta que no nos sucede algo y lo vivimos en nuestra propia piel muchas veces no sabemos ni qué puede ocurrir algo así.

Después de trabajar 4 años en BebeTests me di cuenta de que era algo más que frecuente y que muchos diagnósticos de “aborto bioquímico” son resultado de un huevo huero o embarazo anembrionario.

¿Cuándo puedo volver a buscar un nuevo embarazo?

Lo recomendable compañeras es esperar al menos dos ciclos, si fue un aborto espontáneo o un aborto farmacológico. Si es legrado recomiendo esperar tres ciclos, pero por supuesto esto siempre lo dejamos en manos del profesional que os esté atendiendo.

En nuestro caso esperamos  tres ciclos (aunque fuera farmacológico) más que nada para recuperar mi confianza y sanar un poco mi dolor emocional.

Nadie comprende tu dolor

Nadie entiende por lo que estas pasando, porque la verdad es que solo quien lo ha vivido puede comprender tu dolor. La mayoría de las personas intentan consolarte diciendo la típica frase “bueno, no había bebé” “no era el momento” “no sufras, solo era una bolsa vacía” y un largo etcétera de frases que lejos de ayudar te parten más el alma.

Nadie entiende que aunque tengas un embarazo anembrionario tú no lo sabías, tú esperabas a ese bebé con toda la ilusión del mundo desde que viste las dos rayitas en el test de embarazo.

Nadie entiende el palo tan duro que supone ir a una ecografía a ver a tu bebé y salir con una foto de un saco gestacional vacio. Nadie lo entiende querida mamá, intentan ayudar pero no entienden que aunque no hubiese bebé el dolor y el sentimiento de vacío es el mismo.

Apoyo

Si estas sufriendo por esta causa busca ayuda, no te comas todo tu dolor sola, comparte cómo te sientes con tu pareja. Dedica tiempo a descansar porque te aseguro que aunque duela, que duele muchísimo con el tiempo aprenderás a secarte las lágrimas y seguir adelante.

Y no te rindas, porque nunca sabes si la próxima búsqueda será la definitiva.

Espero de corazón que con mi experiencia pueda ayudar a quien esté pasando por esta dura situación.

Os invito a acompañarme en redes, allí estamos un poquito más cerca y compartimos nuestro día a día. Besos, abrazos y mucha fuerza gente bonita!

blog de maternidad y familia

SUSCRÍBETE AL BLOG

 

Llevate GRATIS

 

Nuestra Guía

 

"Cuidados Del Bebé"

 

Política de privacidad

Muchas gracias por subscribirte :)