En este artículo te hablaré acerca de cómo se puede prevenir la toxoplasmosis y listeriosis en el embarazo. Algunos de los tipos de intoxicaciones alimentarias más comunes en las mujeres embarazadas se producen por la enfermedad de la listeriosis y la toxoplasmosis. Presta atención a las sucesivas líneas porque seguramente te sean de gran ayuda.

Hay que tener en cuenta que las mujeres embarazadas tienen un elevado riesgo de contraer infecciones durante el embarazo, debido a que tienen lugar alteraciones en el sistema inmunitario de la mujer. Así pues, cuando una mujer embarazada adquiere alguna de las infecciones mencionadas anteriormente, las distintas consecuencias derivadas de estas mismas infecciones pueden ser de diferente gravedad según cada caso particular. No te preocupes, porque más adelante te voy a compartir la información más detallada sobre este asunto para que estés informada.

¿Cuáles son los signos de la toxoplasmosis y listeriosis en el embarazo?

La toxoplasmosis y listeriosis en el embarazo pueden dar lugar a diferentes síntomas que con frecuencia se confunden con los de la gripe. En el caso de las mujeres embarazadas, algunos de los síntomas más frecuentes son los siguientes: 

  • La aparición de fiebre. 
  • Surgen escalofríos con bastante frecuencia. 
  • La sensación de fatiga. 
  • Distintos tipos de dolores de cabeza. 
  • Los dolores musculares. 
  • El propio cansancio en las articulaciones. 
  • La aparición de calambres. 
  • Las náuseas. 
  • El propio estreñimiento. 
  • Los clásicos vómitos. 

Generalmente, salvo excepciones muy puntuales, los principales síntomas de la intoxicación alimentaria por listeriosis, suelen aparecer entre el día 3 y 30, después de haber ingerido los alimentos contaminados. Sin embargo, existen excepciones en las que estos propios síntomas pueden aparecer más allá del día 65 y sucesivos. 

Cuando la intoxicación alimentaria se produce por toxoplasmosis, las mujeres embarazadas no suelen presentar síntomas la mayoría de veces. En aquellos casos en los que aparecen síntomas, estos suelen ser muy parecidos a los de la mononucleosis y la propia gripe. A continuación te voy a enumerar algunos de los principales síntomas de la intoxicación alimentaria puerto soplamos y para que los puedas conocer: 

  • Suelen inflamarse los ganglios linfáticos. 
  • Dolores articulares. 
  • Fiebre más o menos elevada. 
  • El dolor de garganta. 
  • La sensación de fatiga continuada. 
Este Post También Te Puede Interesar
Embarazo y trastornos alimenticios

Los síntomas descritos anteriormente son algunos de los más habituales, que suele registrar la mujer embarazada cuando adquiere la toxoplasmosis y listeriosis en el embarazo.

¿Cuáles son las consecuencias de la toxoplasmosis y listeriosis en el embarazo?

En aquellas circunstancias en la que una mujer embarazada se infecta por listeriosis, es posible que se produzca un aborto espontáneo. Además de esto, puede dar lugar también al nacimiento de un bebé prematuro. 

Es importante destacar que la bacteria responsable de la infección por listeriosis es la denominada como Listeria monocytogenes. Esta bacteria puede llegar al feto y provocar distintos tipos de infecciones sanguíneas como la septicemia y otras infecciones en el propio cerebro como la encefalitis. Además de las anteriormente mencionadas, puede provocar también meningitis. 

No es frecuente que la toxoplasmosis sea verdaderamente peligrosa para el feto. Es cierto que hay excepciones en las que sí puede serlo, pero no es la habitual. 

La mujer embarazada puede transmitir el parásito responsable de la toxoplasmosis al bebé, exclusivamente a través de la placenta. Lo habitual es que esta transmisión aumenta con el transcurso de los meses y concretamente, a partir del tercer trimestre, cuando es más frecuente. No obstante, las distintas consecuencias que puede provocar la toxoplasmosis en el bebé, tienen una mayor incidencia en los primeros meses de gestación. 

Los casos de mayor gravedad provocados por el parásito de la toxoplasmosis puede dar lugar a problemas de salud verdaderamente graves en el bebé, por ejemplo, incremento del tamaño del hígado o de otros órganos como el bazo, las propias infecciones oculares de diversa gravedad, e incluso situaciones muy graves pueden dar lugar a abortos espontáneos. De todas formas no es frecuente y los casos son muy raros. Aunque la toxoplasmosis y listeriosis en el embarazo pueden no presentar las mismas consecuencias, es importante que tomes las precauciones necesarias de cara a su prevención.

¿Cómo se puede prevenir la toxoplasmosis y listeriosis en el embarazo?

Hay distintos tipos de alimentos que pueden ser más responsables de transmitir la toxoplasmosis y listeriosis en el embarazo. Debido a esto, mi recomendación es que intentes evitar en la medida de lo posible el consumo de estos alimentos si estás embarazada. Seguidamente te voy a enumerar algunos de los principales alimentos que deberías evitar durante el embarazo: 

  • El consumo de huevos crudos. 
  • Los productos lácteos que no estén pasteurizados. 
  • Todas aquellas verduras y frutas frescas, que no se encuentren debidamente lavadas. 
  • Las carnes crudas. 
  • Los mariscos. 
  • Los clásicos alimentos que puedes comprar en los supermercados ya preparados, por ejemplo, las ensaladas de pasta y los distintos tipos de pollo cocido, entre otros. 
Este Post También Te Puede Interesar
Yoga durante el embarazo: todo lo que necesitas saber

Los alimentos mencionados anteriormente conllevan cierto riesgo para la mujer embarazada, ya que pueden provocar intoxicación alimentaria por la toxoplasmosis y listeriosis en el embarazo. Por ello, te aconsejo que intentes no incluirlos en tu dieta, o simplemente no comerlos.

3 Recomendaciones para evitar la toxoplasmosis y listeriosis en el embarazo

Cuando una mujer está embarazada, debe tener en cuenta una serie de precauciones a la hora de intentar prevenir enfermedades que se pueden transmitir a través de los alimentos. A continuación te voy a describir algunos de estos consejos prácticos para que puedas aplicarlos cuando tú quieras: 

Lavar las verduras y frutas 

No debes comer crudas ni verduras ni frutas. Asegúrate de lavarlas durante algunos minutos. Además, si vas a pelarlas, lava también el cuchillo porque la superficie de éste puede incluir bacterias. 

Utilizar un paño limpio mientras cocinas 

Cerciórate de usar un baño que esté debidamente limpio o incluso también puedes utilizar una toalla de papel si necesitas secar los alimentos que hayas lavado con anterioridad. 

Dejar descongelar los alimentos en la nevera 

En lugar de incluir los alimentos que quieres descongelar a temperatura ambiente, deberías colocarlos en la nevera para disminuir las posibilidades de intoxicaciones alimentarias por toxoplasmosis y listeriosis en el embarazo.

En las líneas anteriores he querido compartir con todas vosotras, qué es lo que podéis o no podéis comer en el embarazo. Además de información útil para que podáis evitar intoxicaciones alimentarias provocadas por toxoplasmosis y listeriosis en el embarazo. 

Si tienes cualquier duda, déjame un comentario y te responderé lo antes posible.

blog de maternidad y familia

SUSCRÍBETE AL BLOG

LlevateGRATIS

Nuestra Guía

"Cuidados Del Bebé"

Muchas gracias por subscribirte :)