Crisis del bebé a los 15 meses

En el post de hoy me meto de lleno a hablaros de la crisis de los 15 meses. Pretendo contaros como lo estamos viviendo con Alejandro y el por qué de esta crisis.

Mi bebé está cambiando

Sí algo tengo clarísimo después de tener tres hijos es que todos absolutamente todos los bebés y niños pasan por diferentes crisis, por el desarrollo físico, emocional y cognitivo.

Estas etapas pueden ser realmente duras para las familias si no sabemos qué es lo que está ocurriendo y no tenemos suficiente información. Sobre todo teniendo en cuenta que nuestros bebés pueden ponerse especialmente intensos en estas etapas.

Hay muchas crisis pero hoy vamos a hablar de los cambios que da el bebé a los 15 meses y porque es esta etapa en ocasiones tan difícil.

Debemos tener en cuenta que es una etapa de grandes cambios y que este bache puede ocurrir antes de llegar a los 15 meses o un poco después 18 meses.

Que ocurre a los 15 meses

En esta etapa la velocidad de crecimiento de los bebés aumenta, nos pedirán más alimentos y si aun toman teta querrán volver a estar enganchados mucho tiempo y muy seguido. Si es tu caso mamá no te preocupes esta crisis de lactancia materna pasara como las otras que habéis vivido juntos.

Esta etapa está marcada porque los peques quieren mayor autonomía y se ven capaces de hacer mil cosas, muchas de ellas peligrosas. Es ahí donde empiezan los problemas.

Los bebés necesitan límites, como padres debemos saber decir que no, pues aunque nos parezca mentira es ahora donde los niños empiezan a aprender lo que se puede hacer y lo que no. Y el marcar estas «normas» no les hace ninguna gracia, ellos quieren mas autonomía y más probar a hacer aquello que quieren.

Cuando decimos a nuestro pequeño NO a algo peligroso (por ejemplo quiere subirse a un escritorio, nos ha pasado con Alejandro)  a el bebé no le gusta pues él quiere hacer esa acción porque se ve capaz.

Pero debemos saber que estos límites son necesarios así como poner normas. Cada familia sabe perfectamente cual es el comportamiento que espera de sus hijos, es desde ya donde empezamos a marcar esos límites siempre con amor,respeto y obviamente siendo consecuentes. No vale decir que no a algo y luego dárselo, de esta forma solo estaremos provocando una confusión en nuestro bebé.

Así como tambien valorar que es un NO rotundo. Y decirlo solo cuando de verdad creemos que es necesario si no dejará de surgir efecto.

Grandes cambios a los 15 meses

En esta etapa los bebés sufren grandes cambios, entre los más importantes están:

  • Movilidad, cada día se mueve más por toda la casa y ya pueden arrastrar objetos.
  • Lenguaje, su vocabulario se va ampliando aunque aun nos costara entenderle.
  • Desarrollo emocional, nuestro bebé ya será capaz de reconocerse en el espejo, en esta etapa comenzará a verse a sí mismo como alguien autónomo y no como una extensión de mamá.
crisis de los 15 meses

Que ocurre frecuentemente cuando decimos NO

Aquí es donde empieza el show, dependiendo del niño el berrinche puede durar más o menos, pero lo normal es que lloren un buen rato.

Debemos mantenernos firmes y no ceder, pues si lo hacemos la próxima vez llorara más hasta conseguirlo. Es el momento de mantenernos firmes ante una situación que puede y es muy desesperante. Cuando oímos llorar a nuestro bebé tendemos a ceder, cuando lo que deberíamos hacer es acompañar en silencio a nuestro pequeño berrinchudo.

¿Cuánto dura una rabieta?

Es normal que os parezcan eternas pero todo ese desgaste físico que hacen los niños es grande que no dura más de media hora.

Lo normal es que dure de 5 a 10 minutos si siempre mantenemos la misma actitud.

¿Por qué ocurren las rabietas?

Las rabietas tienen lugar porque los bebés a partir del año quieren tener mayor autonomía, que está bien, pero suele chocar con los límites y normas que les debemos imponer como padres para que todo fluya de manera armónica en nuestro hogar.

Con mis tres hijos me he dado cuenta que llegados a esta edad necesitan reafirmar su personalidad, una característica propia del desarrollo emocional de niños de entre 1 y 2 años.

Las rabietas son la forma en la que los peques nos demuestran sus emociones.

Como estamos afrontando los berrinches de Ale

He de reconocer que aunque ya lo haya vivido esta situación siempre es muy desagradable. Alejandro no tolera bien la frustración y esto desencadena unos berrinches horribles.

Lo que solemos hacer es calmarnos, respirar profundo y contar hasta 10. Mantener la calma es fundamental para no perder los nervios.

Lo que si no hacemos es “ceder” ante este comportamiento o romper las reglas que nosotros hemos establecido.

Lo que suele funcionarme bastante bien es intentar distraerlo con otra actividad. Y siempre que es posible ofrecerle otra opción, la experiencia me dice que un niño que se siente independiente en diferentes áreas es más propenso a aceptar las normas cuando son obligatorias.

Si con todo eso Ale se mantiene en sus 13 lo que hacemos es ignorar su comportamiento, no prestarle ninguna atención.

En muchas ocasiones nos persigue por la casa, pero con toda la calma del mundo le digo que cuando se calme mama lo coge en colo.

Mi consejo personal que no nos vea “flaquear” porque como os decía anteriormente si el peque nota este comportamiento durara más y obviamente no queremos eso.

También debéis valorar que todas las personas del hogar sigan las mismas normas, pocas, claras y sencillas es lo que mejor funciona. 

Pero familias esto como todo es una etapa que pasará, como muchas otras así que intentemos disfrutar lo máximo posible de nuestro bebote enseñarle, acompañarle en esta etapa difícil con amor y mucha muchísimas paciencia.

Gracias como siempre por dedicar un ratito de vuestro tiempo a leerme, si no me sigues en redes te invito a vernos por allí donde comparto cositas a diario.

blog de maternidad y familia

SUSCRÍBETE AL BLOG

 

Llevate GRATIS

 

Nuestra Guía

 

"Cuidados Del Bebé"

 

Política de privacidad

Muchas gracias por subscribirte :)