En este post del Blog de Mamá quiero hablaros de la Preadolescencia y sus cambios ya que es algo por lo que estamos pasando ahora mismo. Animo familias 🙂

Preadolescencia y como afrontarla

Hoy os quiero hablar de cómo estamos viviendo la Preadolescencia de Nicolás y como estamos sobre llevando los cambios que está dando.

Pero antes de empezar veamos un par de cosas importantes.

¿Cuándo empieza la Preadolescencia?

Los expertos nos dicen que la edad en la que empieza esta etapa va desde los 10 a los 14 años. Pero esto puede variar dependiendo de cómo sea nuestro hijo/a.

En nuestro caso se cumple a rajatabla, Nicolás cumple en un par de meses 11 años  y ya está con las típicas cosas de los niños preadolescentes…

Y su hermana Dulce tiene 10 años y esta realmente «insoportable» con todo el amor del mundo pero insoportable…

cuando empieza la preadolescencia

¿Cómo nos dimos cuenta?

Nicolás siempre fue un niño muy dócil, pero llegados a esta edad es normal que los niños se “revelen” un poco más.

Nos empezamos a dar cuenta de este cambio cuando empezó a rechazar todos los alimentos y a poner pegas a todo… El siempre fue un niño de buen comer, nunca se quejaba de la comida y comía de todo.

En esta etapa esta rechazando alimentos que antes le gustaban y a cada cosa que le decimos contesta con un “buff” acompañado de una cara de horror máximo.

Es ver la comida y en seguida se queja… Algo característico de esta etapa es el quejarse.

Resulta desesperante pero sabemos que es un proceso por el cual tiene que pasar, en esta etapa los niños y niñas saben lo que NO quieren pero no lo que SI quieren.

Es una etapa de grandes cambios y aunque a mí me estresa muchísimo el hecho de que se viva literalmente quejando de todo es por algo que debemos pasar con mucha muchísima paciencia.

Cambios físicos en la preadolescencia

Los cambios que tienen las niñas son mucho más evidentes que los que tienen los varones, en este post me centro en los cambios físicos que está teniendo mi hijo Nicolás puesto que es con el que estamos viviendo esta nueva situación como padres.

Los cambios que hemos notado son el aumento de peso y el estirón tan grande que está pegando, no solo en altura si no también en complexión física. De tener el cuerpito de un niño ahora cada vez tiene más el de un preadolescente.

Tanto en niños como niñas los cambios físicos que se producen en esta etapa son realmente importantes y como padres tenemos el deber de explicar de forma clara lo que les está ocurriendo, que no es otra cosa que convertirse en adultos.

Cambios físicos en la preadolescencia

Cambios emocionales

Los cambios emocionales van de la mano de los cambios físicos los que marcan esta etapa de crecimiento y desarrollo personal.

Estos cambios muchas veces generan conflictos entre padres e hijos pues como os contaba anteriormente debemos armarnos de mucha muchísima paciencia para salir exitosos de esta etapa.

Personalmente creo que si recordamos cómo éramos nosotros en esa etapa podremos entender mejor a nuestros hijos y ayudarlos a pasar este periodo de tiempo en el que estás mas “pesaditos” ( con todo cariño).

En este punto lo que más me preocupa es como Nicolás gestionara la vuelta al cole, pues con el confinamiento ha estado meses sin estar en contacto con sus amigos. En esta etapa los pre-adolecentes lo que más quieren es agradar a sus amigos así que veremos cómo nos va en este aspecto.

Intimidad

Siempre temí el momento en el que mis hijos se empezaran a “desprender” en este caso me toca vivirlo primero con Nicolás, que es mi mayor.

Nicolás cada vez quiere más independencia, nos pide quedarse en casa mientras vamos al supermercado, si está hablando con sus amigos por la tablet en su habitación y entro enseguida me mira con cara de “que haces mamá”…

Me pide hacer pequeños recados, cosa que aun tenemos que analizar pues no creo que aun sea el momento… Y así mil cosas más que me hacen darme cuenta de que nuestro pequeño primer hijo ya no es tan pequeño

Empieza la etapa en la que se sienten más grandes de lo que en realidad son. Esa etapa que me gustaría retrasar todo lo posible pero que siendo realistas sabía que llegaría.

En resumen

Una etapa muy importante en el desarrollo de nuestros hijos en la que los papás y mamás debemos tener una inmensa paciencia y recordar que un día nosotros también fuimos así.

Intentar demostrar cariño y pasar tiempo con nuestros  pequeños no tan pequeños es sin duda lo que mejor nos está funcionando, así como mantenernos actualizados e interesarnos siempre por sus gustos y preferencias.

Actualización:

Empezamos el instituto una nueva etapa que sin duda viví con mas ansiedad yo que el. Sinceramente empezamos mejor de lo que creía. Se esta desenvolviendo muy bien y ahora ya si que el mismo se siente «mas mayor»

Empieza con cosas como cerrar la puerta de la habitación si va a jugar y estar en línea con sus amigos y como novedad ahora si dispone de un teléfono móvil.

Este lo supervisamos nosotros pero ahora creímos que era el momento oportuno ya que sale solo del instituto, atrás quedo lo de recogerlo en la puerta… Ahora tenemos un punto de encuentro para volver a casa junto con su hermana cuando salen de estudiar.

Grandes cambios que sinceramente estoy viviendo yo peor que el y eso que aun me queda pasar todo esto con mis otros dos hijos 🙂

Algo que me parece fundamental es que la confianza que le trasmití siempre desde niño la estamos manteniendo ahora también , eso es una gran tranquilidad.

Como siempre gracias por dedicar un ratito de vuestro tiempo a leerme. Si tenéis dudas o simplemente queréis opinar algo animaros y dejarme un comentario aquí o en Instagram, prometo contestar en la mayor brevedad posible.

Y no olvidéis acompañarme por redes donde podéis encontrarme como : mamaflorblog allí compartimos nuestro día a día y nos sentimos un poquito mas cerca de vosotras/os. Si pasáis dejarme vuestro saludo 🙂

blog de maternidad y familia

SUSCRÍBETE AL BLOG

LlevateGRATIS

Nuestra Guía

"Cuidados Del Bebé"

Muchas gracias por subscribirte :)