Semana 27 de embarazo, ¿qué está cambiando en la madre y el bebé?

La semana 27 de embarazo marca el final del 6º mes y el comienzo del 3º trimestre. Quedan aproximadamente 13 semanas para que nazca el bebé.  En esta etapa, la ropa debe sobre todo proporcionar comodidad. Los pantalones y las faldas que no aprietan la barriga son buenas opciones de ropa.

Otro detalle que puede ser correcto en este momento es elegir hospital o la sala de maternidad. Una vez elegida, debe buscar información sobre lo que ofrece (como una toalla de baño o un camisón para el parto) y lo que debe prepararse para la estancia de la madre y el bebé.

La habitación del bebé, la cuna y el asiento del coche también pueden ser arreglados y comprados.

Muchos de los síntomas característicos del final del embarazo aún no están presentes. Pero es muy común que aparezcan hemorroides, varices y calambres en las piernas a partir de ahora.

Para prevenir o aliviar estas complicaciones, lo ideal es hablar con el obstetra. El cabello y la piel también pueden sufrir alteraciones. En algunas mujeres, las hormonas las hacen más brillantes. En otros, pueden volverse más secos o más grasientos dependiendo de cómo reaccione cada organismo a los cambios del embarazo. 

¿Qué tamaño tiene el bebé a las 27 semanas de embarazo?

A la semana 27, el bebé mide entre 34 y 36 cm y pesa aproximadamente 1 kg. Los órganos como el cerebro y el pulmón todavía se están desarrollando. Las papilas gustativas ya se han desarrollado, es decir, el bebé puede saborear el líquido amniótico, que cambia según lo que coma la madre.

semana 27 de embarazo

Los platos picantes con pimienta pueden causar hipo en el bebé. Los sabores dulces pueden causar agitación en el pequeño. 

También puede chuparse el pulgar, lo que lo calma cuando está agitado. Este movimiento sirve como entrenamiento para aprender a succionar el pecho y así poder alimentarlo después del nacimiento.   

En esta etapa del embarazo, el bebé todavía está cubierto con la capa de pelo que lo cubre (lanugem).

Además de la lanugina, hay otra capa llamada vérnix, que también cubre a todo el bebé. Consiste en una sustancia blanquecina (similar a la crema).  Ambos protegen al bebé de las infecciones de la piel que pueden ocurrir durante el embarazo o el nacimiento. 

¿Duerme mucho el bebé en la semana 27?

Sí, la actividad favorita del bebé dentro de la barriga es dormir, que puede llegar a las 12 horas de sueño. Tiende a dormir la mayor parte del tiempo cuando la madre está despierta. Esto se debe a que los movimientos de la mujer embarazada mientras está despierta terminan por mecer al pequeño.

Por otro lado, cuando la mujer embarazada se acuesta, estos movimientos disminuyen y el bebé se despierta. Por eso es muy común que las mamás se quejen de la dificultad para dormir, ya que cuando están relajadas y tranquilas, el bebé tiende a estar despierto y lleno de energía.

Muchas mujeres se preocupan por el sueño de su bebé. Pero hay algunas cosas muy interesantes sobre su propio sueño en esta etapa.  Es común que se produzcan sueños más vívidos e intensos debido a la gran cantidad de hormonas liberadas en el torrente sanguíneo durante el embarazo.

Estas hormonas pueden influir en las emociones de una mujer embarazada y en la forma en que percibe las situaciones y procesa la información.  

¿Cómo son las pruebas a partir de las 27 semanas?  

A partir de ahora, los exámenes de ultrasonido pueden ser solicitados con mayor frecuencia, especialmente si el embarazo está en riesgo.

El obstetra puede requerir algunos exámenes con imágenes más detalladas que muestren el desarrollo interno del bebé, como la ecocardiografía fetal para ver cómo funciona su corazón.

Además de estos, los otros exámenes que se pueden hacer en la semana 27 de embarazo son:

Flujometría Doppler

Otra prueba que se puede hacer esta semana es la Dopplerfluxometría, que analiza el estado de la placenta y la circulación sanguínea del bebé.

También evalúa si el pequeño está recibiendo la cantidad correcta de nutrientes y oxígeno.

Este examen es el mismo que un ultrasonido y no requiere ninguna preparación como el ayuno o la ingesta de agua. 

Prueba de diabetes gestacional

La prueba es bastante simple, aunque debe hacerse en un laboratorio u hospital. 

La mujer embarazada debe tomar algo de glucosa y luego hacerse unos análisis de sangre que le indicarán si ha desarrollado diabetes durante el embarazo. 

La diabetes gestacional requiere algunos cuidados especiales (en los alimentos, por ejemplo) y si no se trata puede inducir un parto prematuro.

La semana 27 marca el comienzo del tercer trimestre. La sala de maternidad, la habitación y la canastilla del bebé ya pueden ser definidas y preparadas. Si por fuera, la ansiedad y la expectativa son grandes, por dentro, al bebé le gusta dormir.

Para garantizar la tranquilidad de sueño del bebé y de la mamá, los exámenes como la ecografía deben hacerse siempre que lo solicite el obstetra.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)