Semana 38 de embarazo, preparación para el parto

Durante la semana 38 de este período, la mujer puede comenzar a prepararse para el parto. Es importante hablar con el obstetra y aclarar todas las dudas sobre ese día.

También puede entrenar su respiración y las posiciones que hacen que la mujer embarazada esté más cómoda para el parto.

Partes de la canastilla, como la cuna y el asiento del coche, deben proporcionarse lo antes posible, ya que el bebé puede nacer en cualquier momento.

La madre también debe recibir apoyo emocional en esta etapa y tratar de controlar la ansiedad. El descanso y la alimentación saludable son dos factores que pueden contribuir a la etapa final del embarazo.

¿38 semanas son cuántos meses? ¿Puede nacer ahora?

La semana 38 de embarazo indica que la mujer está al principio del 9º mes. El bebé se ha formado y ha comenzado a prepararse para el nacimiento.

En este momento, tiene el mismo tamaño que un melón piel de sapo, puede tener más de 48cm y pesar más de 3kG.

La fecha probable del nacimiento ya puede ser estimada por el obstetra que acompaña el embarazo.

Si todo está bien con la madre y el bebé, el nacimiento puede ocurrir en cualquier momento.

semana 38 de embarazo

¿El bebé se mueve mucho en la semana 38 de embarazo?

La agitación del bebé es menor en comparación con los otros meses, pero la madre debe seguir sintiéndola moverse cada día.

Algunos pueden moverse más que otros debido a sus propias características, pero la tendencia es que debido al menor espacio, los movimientos son más limitados.

En esta etapa, el bebé está girando y encajando para nacer, es decir, con la cabeza mirando hacia el canal vaginal y los pies apoyados en la costilla de la madre. Este movimiento de ajuste en la pelvis puede tensar la vejiga de la madre, causando la micción frecuente.

Aún así, el consumo de agua para evitar la deshidratación es fundamental.

Por otro lado, cuando el bebé se pone boca abajo, el pulmón y el diafragma se comprimen menos, lo que permite a la mujer embarazada respirar más fácilmente.

¿Puede tener una cesárea en la semana 38?

El problema de una cesárea programada es que el tiempo de embarazo es sólo una especulación de la formación del bebé. Pero cada bebé tiene su desarrollo y la cesárea puede terminar induciendo un nacimiento prematuro.

Por ejemplo, si una mujer cree que tiene 38 semanas de embarazo pero su bebé no está completamente desarrollado, al tener una cesárea programada el bebé nacerá prematuramente.

La salud de la mujer también puede verse comprometida por esta cirugía, ya que a las 38 semanas el cuerpo puede no haber empezado a mostrar signos de parto (contracciones y dilataciones) y el útero puede estar comprometido.

Es importante hablar con el obstetra que acompaña el embarazo sobre la posibilidad de hacer una cesárea.

La cesárea está indicada para los embarazos que presentan riesgos tanto para la madre como para el bebé. Los centros de atención de la salud, incluida la Organización Mundial de la Salud, fomentan la opción de un parto normal.

¿Cómo se siente a las 38 semanas de embarazo?

También es común que las mujeres tengan algunos síntomas bastante característicos y normales de esta etapa final. Aunque estos signos son comunes, si la mujer embarazada nota algo anormal o muy intenso, debe ser llevada a la sala de maternidad o al centro de atención.  Entre las manifestaciones normales de esta fase están:

·        Dolor (en el vientre, en la espalda)

El dolor de vientre durante el noveno mes de embarazo puede deberse a que el bebé no tiene mucho espacio para moverse.

Cólicos en la parte baja del abdomen, sensación de ardor en el útero, gases y diarrea son complicaciones que pueden aparecer en esta fase, debido al movimiento del niño.

Al cumplir los 9 meses de embarazo, la mujer puede comenzar a tener contracciones y dilataciones que preparan el cuerpo para el parto.

Los dolores de espalda también son normales, ya que el vientre causa cierto peso que influye en la postura y el equilibrio del cuerpo. Es importante que la mujer encuentre posiciones cómodas al acostarse o sentarse.

·        Pechos hinchados

A finales del octavo mes, la producción de leche ha comenzado. Por lo tanto, los pechos pueden ser más grandes causando la impresión de que están hinchados.

Durante el embarazo y la lactancia, los pechos tienden a estar doloridos y la areola de los pechos más oscura.

·        Vientre duro y contracciones

La sensación de tener el vientre duro es uno de los signos de las contracciones, que deberían ocurrir cada vez más a menudo.

Estos dos signos indican que el nacimiento está cerca y debería ocurrir en los próximos días.

Las contracciones deben ser temporales, durando alrededor de 1 minuto. También es importante señalar la frecuencia con la que ocurren.

Si las contracciones son cada 10 minutos, la mujer ha entrado en trabajo de parto aunque no haya dilatación o si la «bolsa revienta».

La 38ª semana de embarazo indica que el nacimiento se acerca cada día más. Por lo tanto, la mujer embarazada debe hacer todos los preparativos para este gran momento.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)