Semana 35 de embarazo, consejos y cuidados

Al llegar a la semana 36 de embarazo, la mujer y el bebé ya empiezan a prepararse para el parto.

Mami debería tratar de controlar la ansiedad y aprovechar el momento. Se deben practicar pasatiempos y actividades livianas como el dibujo, la lectura o el cine, ya que puede ayudar a la mujer embarazada a distraerse.

Los ejercicios físicos con orientación profesional también son buenas opciones para mantener el bienestar y la salud en esta etapa final.

¿De cuántos meses está embarazada la mujer de 36 semanas?

La 36 semana de embarazo se acerca a la mitad del octavo mes.

El bebé está completamente formado, pero todavía necesita ganar peso y crecer un poco más, ya que mide entre 40cm y 46cm, y pesa casi 3kG de media.

Pasa la mayor parte del tiempo durmiendo. Pero cuando está despierto, mantiene los ojos abiertos y reacciona a las sombras que percibe dentro de su vientre.

El bebé también puede oír los sonidos externos y reconocer la voz de su madre, padre y personas cercanas.

A las 36 semanas, el bebé tiene suficiente grasa para sobrevivir fuera del vientre. El control de la temperatura, la memoria y los niveles de conciencia también están listos para entrar en juego cuando empieza a respirar.

semana 36 de embarazo bebe

Signos y síntomas en la semana 36 de embarazo

A medida que se acerca el día del nacimiento, el cuerpo de la madre se prepara para el nacimiento. Por lo tanto, algunos síntomas son comunes para esta etapa del embarazo:

·        Cólico

La mujer puede sentir cólicos en el tramo final del embarazo. Si no son intensas y no están acompañadas de fiebre o hemorragia, no son signos de advertencia.

La incomodidad es causada por los movimientos del útero en preparación para el parto. 

·        Duro de pelar

La sensación de vientre duro es causada por las contracciones del entrenamiento de la mujer embarazada. También conocidas como contracciones de Braxton Hicks, son un entrenamiento del útero para el momento del parto. 

Por lo tanto, es común que la sensación de barriga se produzca con mayor frecuencia en la etapa final del embarazo. Pero suele ser temporal y no debería causar dolor o sangrado severo.

Para aliviar la incomodidad, la mujer puede tratar de respirar profundamente y con calma. Acostarse sobre su lado izquierdo también suele aliviar el dolor.

Contracciones

Es normal que a partir de la semana 36 de embarazo, la mujer comience a sentir pequeñas contracciones causadas por los estímulos hormonales.

Su principal función es preparar el útero para el parto, es decir, ayuda a este órgano a expulsar al bebé.

En esta etapa, deben ser rápidos (menos de 1 minuto) y sin sangrado o fiebre. De lo contrario, la mujer debe ser llevada a una sala de maternidad.

La mujer se pone de parto si tiene 3 contracciones en menos de 10 minutos, lo que supone entre 38 y 42 semanas de media.

Tapón mucoso

La mujer, cuando queda embarazada, sufre varios cambios en su cuerpo.

Una de ellas es la producción de una sustancia que se acumula en la entrada del útero para evitar que los hongos y las bacterias entren en contacto con el bebé, llamada tapón mucoso.

Este tiempo permanece al principio del canal vaginal, en la mayoría de los casos hasta que la mujer tiene unos 8 meses.

Después de ese tiempo, es expulsado para que el bebé pueda nacer.

La eliminación del tapón mucoso se caracteriza por una secreción blanquecina, amarilla o incluso marrón que puede ser expulsada poco a poco o de una sola vez. Recuerda que la extracción del tampón no duele.

La salida del tampón no significa que el bebé esté naciendo, sino que el cuerpo se está preparando para el nacimiento, que se aproxima y debería ocurrir dentro de 15 días. 

Por lo tanto, la mujer embarazada debe estar atenta a otros signos de parto, como la ruptura de la bolsa de agua o varias contracciones en períodos cortos de tiempo.

¿Qué cuidados deben tenerse en esta etapa del embarazo?

Durante todo el embarazo, es esencial tener algunos cuidados, como prohibir el consumo de alcohol y fumar.

Pero hay algunas condiciones que merecen más atención en este período final. Porque con 35 semanas de embarazo, el día del nacimiento se acerca: 

·        Exámenes prenatales

Los exámenes prenatales pueden ser cada vez más frecuentes a partir de ahora. Es normal que el obstetra que acompaña el embarazo quiera tener citas toda la semana.

La medición de la presión y el análisis de la orina son procedimientos rutinarios y fundamentales.   

Para tener un embarazo y un parto saludables, es extremadamente importante que la madre acuda a estas citas y siga todas las recomendaciones médicas.

Pero otros consejos también incluyen:

·        Descanso

A partir de ahora, la mujer embarazada debe dar prioridad al descanso y la relajación. 

Se recomienda que la mujer se acueste (al menos durante unos minutos) durante todo el día, además de evitar un gran esfuerzo físico.

·        Alimentos

La comida es importante en cualquier etapa de la vida. Durante el embarazo, debe ser rico en hierro y proteínas. Por lo tanto, la mujer debe comer frutas, verduras y pescado, carnes magras, granos, cereales y pasta integral.

Evitar el consumo de frituras y pastas grasas, además del exceso de cafeína y dulces es importante para una dieta equilibrada. 

Las bebidas alcohólicas deben ser prohibidas en el menú de las mujeres embarazadas, ya que estas sustancias están relacionadas con el retraso en el desarrollo del bebé. Pero el consumo de agua es fundamental.

Los tés y jugos naturales, además del agua de coco, pueden complementar el menú dando más sabor y nutrientes al cuerpo.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)