Semana 29 de embarazo, desarrollo y contracciones del bebé

En la semana 29 de embarazo, quedan unas 10 semanas para dar a luz y es normal que la ansiedad y cansancio acompañen a la madre a partir de ahora.

El vientre ya es grande, lo que puede causar algunas molestias como dolor de espalda y dificultades para acostarse, subir o bajar escaleras y ponerse en cuclillas.

La mujer embarazada también necesita cuidar su dieta, ya que algunos nutrientes ayudarán en la formación de los huesos y la sangre del bebé.

Por lo tanto, el consumo de alimentos ricos en hierro (verduras verdes como el brócoli y el repollo) y calcio (leche y semillas como la soja y los garbanzos) es fundamental en esta etapa del embarazo.

semana 29 de embarazo

Los padres pueden seguir investigando sobre la lactancia materna, las vacunas y los cuidados importantes para la etapa final del embarazo y los primeros meses después del nacimiento.

¿Cuántos meses son 29 semanas de embarazo?

A la semana 29 de embarazo, la madre y el bebé están en su séptimo mes. En esta etapa, el bebé tiene todos sus órganos formados, aunque algunos todavía tienen que pasar por un proceso de maduración o crecimiento. También está empezando a girar para encajar la pelvis de la madre y esperar el parto.

En esta etapa, las células responsables de controlar la temperatura corporal ya están desarrolladas. Además, el sistema nervioso y miles de millones de neuronas ya están presentes en el cerebro y el cuerpo del pequeño.

La piel del bebé, que solía estar arrugada, ahora empieza a estar suave y rosada. Las uñas y algo de pelo (como cejas y pestañas) pueden empezar a crecer en esta etapa.

¿Cuál es el peso ideal para un feto de 29 semanas?

En la semana 29, el bebé pesa algo mas de 1kg y mide aproximadamente 38cm, y debería crecer y aumentar de peso cada día más. ¡Es aproximadamente del tamaño de una calabaza bellota!

En esta etapa, la madre debe sentir que el bebé se mueve con frecuencia y en intervalos máximos de 12 horas. Pero el ritmo y la agitación pueden variar para cada niño.

Es muy común que la pequeña se mueva cuando está acostada y relajada.

Esto se debe a que cuando la mujer está despierta y agitada, los movimientos mecen al bebé para que se duerma. Cuando la madre se acuesta, estos movimientos se detienen y el bebé tiende a despertarse y moverse.

Contracciones a la semana 29 de embarazo

El tercer trimestre del embarazo está marcado por algunas molestias que siente la mujer embarazada. Dolor de espalda, hinchazón, calambres, dificultad para dormir y contracciones son las principales quejas de esta fase.

Todos estos síntomas, incluyendo las contracciones, son naturales y pueden sentirse a partir de la semana 25.  En la mayoría de los casos, las contracciones que se producen en este momento del embarazo son las llamadas «contracciones de entrenamiento».

Al principio, son indoloras y casi imperceptibles y son como un entrenamiento para que los músculos del útero se preparen para el parto.  También deben durar no más de 1 minuto y los intervalos entre cada uno deben ser de más de 10 minutos. 

A las 29 semanas, las contracciones son normales siempre que no estén acompañadas de dolor intenso, sangrado, fiebre o dilatación del canal vaginal.  Si tiene contracciones acompañadas de alguna de ellas, la embarazada debe buscar atención médica con urgencia.

La semana 29 de embarazo es un gran momento para arreglar todos los detalles para la llegada del bebé. El pequeño ya está completamente formado y comienza a encajar en la pelvis de la madre.  Las contracciones y otros síntomas ya se pueden sentir y no deben preocuparse mientras sean temporales y leves.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)