Semana 41 de embarazo

En teoría, la semana 41 de embarazo no debería existir: el embarazo humano dura, según todos los libros, 40 semanas. Sin embargo, no es tan raro que una mujer no dé a luz en la fecha prevista y comience la semana 41 de embarazo.

41 semanas de embarazo, ¿qué mes es?

En teoría, la semana 41 de embarazo debería ser el décimo mes de embarazo al mismo tiempo. Contrariamente a las apariencias, no hay ninguna contradicción aquí con el hecho de que el embarazo de una mujer dura 9 meses. La fecha prevista de parto es difícil de calcular con precisión, por lo que se determina de forma aproximada, asumiendo que el ciclo menstrual dura entre 28 y 30 días.

Si tu intervalo menstrual fue más largo, es probable que tu médico no haya determinado con precisión la fecha de parto. Por esta razón, un parto en la semana 41 de embarazo se considera un parto a término.

Enfermedades en la semana 41 de embarazo

Pocas mujeres están en perfecta forma física a las 41 semanas de embarazo. La gran mayoría de las mujeres embarazadas en la semana 41 de embarazo experimentan las mismas dolencias molestas que tenían hasta ahora.

A veces, estas dolencias, como dolor de espalda intenso, dolor y mareos, dolor y escozor en la vagina, presión constante sobre la vejiga, escozor en varias partes del cuerpo, pueden volverse aún más graves.

Tus piernas todavía estarán hinchadas y aún tendrá insomnio. También puedes sentirte ansiosa por esperar demasiado para dar a luz. Para muchas mujeres a las 41 semanas de embarazo, la cantidad de flujo vaginal también aumenta. A veces, se puede observar moco manchado de sangre en la ropa interior.

semana 41 de embarazo

El bebé a las 41 semanas de embarazo

El bebé de la semana 41 ya es grande y pesado: del tamaño de un recién nacido. El peso promedio de los niños esta semana es de 2700 a 3800 g, aunque, por supuesto, también hay niños más grandes, 4200 o incluso 4700 g. El bebé, por lo general, ya ha alcanzado la longitud que tendrá al nacer y mide de 45 a 56 cm.

Teóricamente, debería estar listo para salir del útero, pero es posible que aún no lo esté ; solo cuando esté completamente preparado para la vida fuera, su cuerpo comenzará a producir oxitocina; hormona que iniciará el parto.

Movimientos del bebé en la semana 41 de embarazo

A las 41 semanas de embarazo, el bebé no se moverá con demasiada frecuencia; está tan apretado en el útero que no hay forma de que pueda girar, estirar o estirar las piernas. Por tanto, sentirás sus movimientos de forma esporádica.

De vez en cuando, tu hijo debe avisarte, así que trata de contar sus movimientos al menos 2-3 veces al día. Si el feto ya no está activo y no sientes sus movimientos, o por el contrario, si se vuelve mucho más activo de lo usual, acuda al hospital para un examen lo antes posible.

¿Cuándo ir al hospital a las 41 semanas de embarazo?

Sucede que algunas mujeres embarazadas son derivadas al hospital 7 días después de la fecha prevista del parto y, a menudo, incluso durante la semana 41 de embarazo. El médico toma esa decisión sobre la base de premisas específicas y resultados de exámenes de ultrasonido y CTG.

Por lo tanto, puede ser derivado a un hospital, por ejemplo, cuando:

Los movimientos del bebé son mucho menos o muy intensos.

Los resultados de CTG son anormales.

El examen de ultrasonido mostró que la placenta estaba en estadio III.

El líquido amniótico está muy concentrado.

El líquido amniótico cambió de color debido a la contaminación con meconio

Síntomas del parto en la semana 41 de embarazo

La buena noticia es que a partir de las 41 semanas de embarazo puedes empezar a dar a luz casi en cualquier momento. Sin embargo, cómo comenzará el parto es una gran incógnita.

A medida que tu pequeño se desliza por el canal del parto y presiona contra el cuello uterino, es posible que experimente dolor perineal acompañado de contracciones fuertes y regulares. También puedes sentir dolores en la espalda. El inicio del trabajo de parto suele ir acompañado de la  pérdida de líquido amniótico. Una cosa es segura: definitivamente no te perderás el momento en que comience el trabajo de parto.

Inducción del trabajo de parto a las 41 semanas de embarazo

Si estás cansada del  embarazo y las dolencias relacionadas, al estar en la semana 41 de embarazo, puedes usar de manera segura métodos que a veces ayudan a acelerar el parto:

  • Vale la pena caminar mucho, porque caminar ayuda al bebé a moverse en el útero e insertar la cabeza en el canal del parto.
  • Las contracciones uterinas también pueden acelerarse mediante la estimulación de los pezones, lo que aumenta el nivel de oxitocina.
  • Y, por último, las contracciones uterinas también se aceleran con las relaciones sexuales, durante las cuales aumenta el nivel de prostaglandinas en el revestimiento del útero, lo que ablanda el cuello uterino.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)